El presidente de Estados Unidos se reunirá con emprendedores y representantes de distintos sectores de la sociedad cubana en la visita, en la que estará acompañado por la primera dama, Michelle Obama.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Barack Obama anunció el jueves que visitará Cuba el 21 y 22 de marzo y que se reunirá con su homólogo Raúl Castro, el primer viaje de un mandatario estadounidense a la isla en casi 90 años, una nueva demostración de la mejora en las relaciones entre los países, antiguos adversarios ideológicos.

En una publicación en Twitter, Obama dijo que aunque Estados Unidos aún tiene diferencias con Cuba, ha logrado avances significativos en la normalización de los lazos con la isla de Gobierno comunista.

“El mes próximo viajaré a Cuba para avanzar en nuestros progresos y esfuerzos que puedan mejorar la vida del pueblo cubano”, agregó el mandatario.

Obama se reunirá con emprendedores y representantes de distintos sectores de la sociedad cubana en la visita, en la que estará acompañado por la primera dama, Michelle Obama.

En diciembre de 2014, ambos países sorprendieron al mundo al anunciar medidas para reanudar las relaciones bilaterales.

“Hace (14) meses, anuncié que comenzaríamos a normalizar las relaciones con Cuba y ya hemos logrado avances significativos”, escribió Obama.

El mandatario ya había dicho que visitaría la isla si tuviera la oportunidad de reunirse con disidentes.

Poco después la directora del Departamento de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano, Josefina Vidal, dijo que La Habana “está abierta” a dialogar con Washington sobre cualquier tema, incluido los derechos humanos, un asunto espinoso para ambos gobiernos.

“Cuba está abierta a conversar con el Gobierno de Estados Unidos sobre cualquier tema, incluyendo el de los derechos humanos”, destacó.

En una declaración a la prensa, Vidal admitió que ambos gobiernos tienen “diferentes concepciones sobre los derechos humanos”, aunque “hemos tenido intercambios ya con el Gobierno de Estados Unidos”.

“Esperamos que el presidente Obama tenga la oportunidad de conversar con la verdadera sociedad civil cubana”, dijo la funcionaria, en alusión a los dichos del mandatario estadounidense sobre que espera poder hablar con diversos sectores, incluyendo disidentes.

La llegada de Obama fue celebrada en La Habana.

“Somos vecinos y hemos estado enemistados durante 50 años. La noticia es una satisfacción. Aquí en Cuba, la gente simpatiza con Obama pues ha tenido la valentía de acercarse a nosotros precisamente cuando nuestro aliado Venezuela está en crisis”, dijo Felipe Rodríguez, un chofer de 28 años.

Tras su paso por Cuba, el mandatario visitará Argentina el 23 y 24 de marzo, donde se reunirá con su par Mauricio Macri, informó la Casa Blanca.

 

Siguientes artículos

Tensiones en Pemex pueden afectar confianza en México: Moody’s
Por

Ayer, la Secretaría de Hacienda anunció que el director de Pemex, José Antonio González Anaya, propondrá un recorte de 1...