A pesar de la incertidumbre por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las elecciones presidenciales en México, la farmacéutica alemana Bayer  no frenará sus planes de crecimiento e inversiones en el país.

“Hemos estado presentes en México por más de 80 años. Somos pioneros en la industria de salud en el país y en Latinoamérica, y estaremos presentes por otros 100 años. Elecciones vienen y van, gobiernos vienen y van, pero nuestro compromiso está con la salud y acompañaremos a los gobiernos para ir de la mano con los programas. Invertiremos fuertemente como lo hemos hecho hasta ahora, sin ninguna distracción”, comentó Eduardo Magallanes, vicepresidente senior Pharmaceuticals Bayer Latinoamérica, en entrevista.

Para este año, la empresa se enfocará en lanzamientos y productos ya establecidos en cardiología, oncología y oftalmología.

En la división farmacéutica en Latinoamérica, Bayer reportó un crecimiento de 5.1% en ventas durante 2017, donde México registró una tasa de 6% y  Brasil fue de 2%, ambos países representaron el 57% de los ingresos totales.

PUBLICIDAD

“México se ha abierto más a innovación, sus institutos estaban muy cerrados a la inclusión de nuevas moléculas.  Y nosotros somos de esas empresas beneficiadas por estar más presentes con nuestras terapias en el Seguro Social, ISSSTE y seguro popular. El negocio de marcas establecidas y los de innovación han sido bien recibidos en el mercado local”, comentó Magallanes.

La compañía cuenta con una planta en Lerma, Estado de México, donde se producen medicamentos que no requieren receta médica (OTC), como la Aspirina y Alka-Seltzer, así como la fábrica de Ecatepec, una más de biológicos en Tlaxcala y en Veracruz.

 

Siguientes artículos

cemex
Ganancias de Cemex caen en el primer trimestre; le pegan a la BMV
Por

La cementera registró pérdidas cambiarias por 82 mdd derivadas de fluctuaciones del peso contra el dólar.