El Banco Central Europeo (BCE) ha depositado su confianza en los bancos. El último paquete de medidas de flexibilización monetaria del presidente de la entidad, Mario Draghi, incluyó recortes a los tipos de interés sobre los depósitos, refinanciación y de préstamo marginales, además de una ampliación del tamaño y el alcance de su programa de expansión monetaria (QE).

A nuestro entender, el cambio más notable fue la introducción de una segunda ronda de operaciones específicas de préstamos, condicionados a largo plazo (TLTRO) para los bancos, que les otorga acceso a financiamiento barato para conceder préstamos.

La decisión del BCE podría compensar algunos posibles lastres para los bancos, derivados de las tasas de interés negativas. Estaremos atentos a observar si otros bancos centrales que tienen tasas negativas, como el Banco Nacional de Suiza, implementan políticas similares para potenciar la actividad de préstamos bancarios.

La sugerencia de Draghi con relación a que los tipos podrían no bajar mucho más que el nivel actual provocó una reacción adversa en los mercados. Sin embargo, dentro de los mercados de renta variable, creemos que el paquete del BCE favorece nuestra posición sobreponderada táctica en acciones de la zona euro, en lugar de los mercados emergentes. Mantenemos posiciones sobreponderadas en deuda estadounidense y europea de alta rentabilidad.

PUBLICIDAD

 

¿Qué ha ocurrido?

El BCE anunció un amplio abanico de herramientas, y Draghi adujo que se «complementarían entre sí» para alentar los préstamos y el crecimiento económico. Algunas de ellas son:

  1. La tasa de interés sobre depósitos se redujo en 10 puntos básicos, a -40 pb.
  2. El programa de expansión cuantitativa (QE) se aumentó en EUR 20,000 millones por mes (a 80,000 millones por mes).
  3. El BCE anunció cuatro nuevos programas TLTRO («TLTRO II»), que habrán de lanzarse en junio de este año y durarán cuatro años, con costes de endeudamiento posiblemente igual de bajos que la tasa de interés sobre depósitos.

 

¿Qué implicaciones tiene esto para los inversionistas?

Renta variable: Aunque las acciones bajaron inicialmente, la determinación de una política monetaria más flexible debería aumentar el atractivo relativo de la renta variable de la zona euro. Cabe esperar que el programa QE y las tasas más bajas ayuden a las utilidades, y prevemos un crecimiento de las utilidades de entre 3% y 7% en 2016. Esto se compara de manera favorable con otros mercados, como los emergentes (donde prevemos un crecimiento del orden del 0%-5%).

Bancos: En medio de los temores de que las tasas de interés negativas pudieran afectar los beneficios de los bancos, varias de las medidas dadas a conocer podrían apoyar al sector. Las compras de un espectro más amplio de bonos por parte del BCE deberían ayudar a reducir los costos de fondeo, aumentar la calidad del crédito y apuntalar los márgenes.

Adicionalmente, el programa TLTRO II da a los bancos un incentivo adicional para incrementar los préstamos. En líneas generales prevemos una recuperación de las acciones de los bancos en las próximas semanas, apoyada por valoraciones atractivas.

Dicho eso, a medio plazo las tasas de interés negativas seguirán siendo un lastre para la rentabilidad del sector y podrían aumentar los riesgos sistémicos, pues los bancos podrían verse motivados a otorgar préstamos con mayor riesgo.

Renta fija: La ampliación del programa QE podría apoyar al crédito, y tenemos una posición sobreponderada en la deuda tanto de la zona euro como de Estados Unidos de alta rentabilidad en nuestra asignación táctica de activos (ATA).

En Europa, las tasas de impago se mantienen cercanas a cero, y se espera que una mayor liquidez favorezca a este segmento. Estaremos atentos al impacto que los tipos de interés negativos tengan sobre la rentabilidad de los bancos, ya que estos representan cerca de 20% del índice.

El euro: Si bien el euro se está cotizando ahora más alto que antes del anuncio, creemos que se desvalorizará frente al USD en el corto plazo. El BCE está flexibilizando la política monetaria en un momento en que los datos económicos de Estados Unidos se han venido robusteciendo, y creemos que quizá el mercado sea demasiado complaciente al descontar un solo aumento adicional de las tasas por parte de la Reserva Federal estadounidense este año.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Microsite: UBS Platiquemos

Microsite: UBS

 

Consideraciones legales. El presente artículo ha sido preparado por el equipo de análisis de Wealth Management Research de UBS AG y adaptado por Adolfo Acebras, Analista para México de UBS Asesores México, S.A. de C.V. (en adelante, “UBS Asesores” y en conjunto con UBS AG, “UBS”).
BS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente artículo y no garantiza de manera expresa o tácita, la fiabilidad o integridad de la información, así como tampoco garantiza que estas estimaciones o proyecciones serán cumplidas. Los resultados finales variarán de las proyecciones y dichas variaciones podrían ser sustanciales. La información contenida en el presente artículo no es ni debe ser considerada como una promesa o garantía con respecto al pasado o al futuro. Toda la información, opiniones y precios establecidos en este documento, son actuales únicamente al momento de su publicación y pueden ser alteradas sin previo aviso. UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente documento. Es importante destacar que los valores referidos en este artículo por los autores fueron valuados sobre la base de precios aproximados y de mercado utilizados comúnmente por la banca. Esos valores deberán considerarse como únicamente indicativos y UBS no está obligado para con ellos. Este artículo no debe ser interpretado como una oferta de adquisición o venta de valores o instrumentos financieros relacionados por parte de UBS, ha sido preparado exclusivamente con fines informativos y  su contenido no debería interpretarse como una recomendación o asesoría legal, tributaria, contable o de inversión para persona determinada. Ningún acto o decisión de inversión, enajenación u otro acto o decisión financiera, debería basarse exclusivamente en la información contenida en el presente artículo. Por lo anterior, este documento no substituye el análisis de riesgo que cualquier persona debe hacer antes de tomar una decisión de inversión.
UBS Asesores es un asesor en inversión constituido de conformidad con la Ley de Mercado de Valores, no es una institución de crédito y se encuentra impedido a recibir depósitos o mantener valores en custodia. UBS Asesores es una subsidiaria indirecta de UBS AG.
UBS Asesores no forma parte de UBS Grupo Financiero, S.A. de C.V. ni de ningún otro Grupo Financiero Mexicano. Como consecuencia sus obligaciones no se encuentran garantizadas por ningún tercero.
UBS Asesores no ofrece rendimientos garantizados. UBS Asesores no hace promoción de servicios bancarios.
Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

reino-unido-brexit
Reino Unido aplicará impuesto a refrescos para combatir obesidad
Por

Meses después de descartar un impuesto al azúcar, el ministro de Finanzas, George Osborne, dijo que con la tasa se recau...