El banco central sorprendió a los mercados el jueves al anunciar un recorte en la su tasa de interés referencial a un nuevo mínimo de 0.25%.

 

Reuters

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo el jueves que las expectativas de inflación de la zona euro siguen fuertemente ancladas y que la entidad mantendrá su política expansiva por el tiempo que sea necesario.

PUBLICIDAD

El BCE sorprendió a los mercados el jueves al anunciar un recorte en la su tasa de interés referencial a un nuevo mínimo de 0.25%.

Además, mantuvo la tasa de depósitos que paga a los depósitos bancarios en un 0.0% y redujo el tipo para los préstamos marginales -o tasa de préstamos de emergencia- a un 0.75% desde un 1%.

El consejo de gobierno del BCE, integrado por 23 miembros, enfrentaba un intenso escrutinio del mercado antes de la decisión del jueves tras una sorpresiva desaceleración de la inflación de la zona euro a un 0.7% en octubre, muy por debajo de la meta del BCE de algo menos de un 2%.

Los llamados de ministros de gobiernos y de empresas europeas -principalmente de Italia- para que el BCE aliviara la política monetaria para ayudar a debilitar al euro también ponían presión sobre el consejo, pero pocos analistas esperaban un recorte de tasas este mes.

“Podríamos experimentar un prolongado período de baja inflación seguido por un movimiento gradual al alza de las tasas de inflación aún por debajo, pero cerca del 2%”, dijo Draghi en una conferencia de prensa posterior a la decisión del BCE sobre política monetaria.

 

 

Siguientes artículos

La reforma energética después de la fiscal
Por

La discusión y aprobación de la reforma fiscal complicará aún más el logro de posibles acuerdos para sacar adelante la r...