Reuters.- El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo sin cambios este jueves su política monetaria ultra expansiva, al prometer que dejaría las tasas interés bajas por un periodo extendido de tiempo e incluso que inyectaría más estímulos a la economía de ser necesario.

Seis semanas después de anunciar un fuerte recorte de sus compras de activos a partir de enero, el BCE reiteró su compromiso de continuar con el esquema al menos hasta fines de septiembre y de seguir reinvirtiendo los ingresos por los pagos de deuda hasta mucho después, a fin de seguir apoyando el repunte de actividad económica y de la inflación.

Ahora la atención se volcará a la conferencia de prensa que ofrecerá en minutos el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, quien se espera emita las nuevas proyecciones económicas de la entidad y aclare si las autoridades más estrictas del BCE continuaron presionando por un cambio de postura en la orientación sobre las compras de bonos.

Al enfrentar por cinco años una inflación anémica, el BCE desplegó todo su arsenal de herramientas de política monetaria, al recortar las tasas de interés hasta territorio negativo, ofrecer a los bancos préstamos baratos y adquirir bonos, con la esperanza de impulsar el crecimiento de la zona euro y activar el índice de precios al consumidor.

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

UE México
México avanza negociaciones con UE para modernizar TLC
Por

Las dos partes están actualmente en reuniones técnicas y preparándose para conversaciones de alto nivel en Bruselas la p...