El Banco Central Europeo (BCE) decidió mantener sin cambios sus tasas de interés, así como los parámetros clave de su programa de compras de activos de 1.74 billones de euros (unos 1.95 billones de dólares), mientras intenta acelerar el crecimiento y la inflación.

Minutos después del anuncio, el presidente de la entidad, Mario Draghi, ofreció una rueda de prensa en la que dijo que la economía de la zona euro debería continuar mejorando lentamente, con un avance lento de la inflación en los próximos meses.

No obstante, señaló que los riesgos apuntan a la baja, indicando que hay mayores probabilidades de ver un empeoramiento del desempeño que una mejora.

Draghi señaló que los principales riesgos para la economía del grupo son principalmente eventos del exterior.

PUBLICIDAD

“La recuperación económica en el área del euro sería limitada por una demanda internacional contenida. (…) Continuaremos actuando, en caso de ser necesario usando todos los instrumentos disponibles en nuestro mandato”, dijo en reunión con medios después del anuncio de política monetaria del BCE.

La decisión de mantener la política ya estaba descontada por el mercado, aunque todavía se prevé que el BCE extienda su programa de compras de bonos en diciembre, cuando vuelva a reunirse su Consejo de Gobierno.

 

Siguientes artículos

Improbable, un alza en impuestos a refrescos: Arca Continental
Por

Arca Continental es parte de la organización Movimiento por la Salud Alimentaria (Movisa), que busca combatir la obesida...