Las previsiones inflacionarias permanecen ancladas lo que da señal de un posible crecimiento, por lo tanto las tasas de interés podrían mantenerse en sus niveles actuales o incluso más bajas hacia el 2014, aseguró el presidente del banco central.

 

Reuters

FRANCFORT  – El Banco Central Europeo mantuvo su tasa de interés de referencia sin cambios en un mínimo de 0.50% y dijo que se mantendrían en ese nivel por algún tiempo e incluso podrían bajar aún más.

PUBLICIDAD

El presidente del BCE, Mario Draghi, dio a entender que la política monetaria no sería endurecida hasta como mínimo bien entrado el próximo año, aunque el banco central no entregará un plazo para el momento en que las tasas podrían modificarse.

“Nuestra postura de política monetaria (…) entrega apoyo a una recuperación gradual en la actividad económica en lo que resta del año y en el 2014”, dijo Draghi en conferencia de prensa.

“El Consejo de Gobierno confirma que espera que las tasas clave del BCE se mantengan en los niveles actuales o menores por un periodo extendido de tiempo”, agregó, reafirmando el primer intento del mes pasado de dar una orientación futura sobre las tasas.

Reportes económicos más sólidos en los últimos días apoyan las expectativas del BCE de un repunte más adelante en el año, aunque las opciones de política son complicadas por las respuestas de los mercados a los planes de la Reserva Federal estadounidense de reducir su programa de estímulo.

“La actividad económica del área euro debería estabilizarse y recuperarse a un ritmo lento. Los riesgos que rodean el panorama económico para el área euro continúan siendo a la baja”, aseguró Draghi.

“Los recientes acontecimiento en las condiciones de los mercados globales y financieros y las incertidumbres vinculadas podrían tener el potencial de afectar negativamente las condiciones económicas”, aseguró.

El BCE reaccionó el mes pasado a la turbulencia de los mercados generada por la Fed ofreciendo una orientación futura sobre las tasas de interés.

Sin embargo, las interpretaciones personales de las autoridades sobre dicha orientación en el último mes han empañado el mensaje, con el jefe del Bundesbank, Jens Weidmann, insistiendo en que el BCE no está atado a una guía, mientras que su compatriota Joerg Asmussen aseguró que la orientación era buena “para más allá” de 12 meses.

El miércoles, la Fed dijo que mantendría sus compras mensuales por 85,000 millones de dólares en bonos del Tesoro y deuda respaldada por hipoteca, en un esfuerzo para fortalecer la economía.

La decisión del BCE de mantener sus tasas sin cambio estuvo en línea con la expectativa del mercado.

La inflación de la zona euro permaneció estable en un 1.6% en julio. El objetivo del BCE es de justo por debajo del 2%

 

Siguientes artículos

Pérdidas de patentes pegan a AstraZeneca y Sanofi
Por

Las ganancias fueron golpeadas por el efecto de las pérdidas de patentes y la variación en el tipo de cambio; las ventas...