El estudio de desarrollo polaco Pixel Crow recientemente lanzó para consolas y plataformas móviles su primer videojuego, Beat Cop, que ya estaba disponible para PC. Este título es un homenaje a los shows policiacos norteamericanos de los años ochenta, con todos sus clichés y excesos, en la forma de un juego narrativo de investigación.

En Beat Cop tomas el lugar de Jack Kelly, un detective venido a menos que ahora debe patrullar las calles de Nueva York en 1986, empezando desde cero como si fuera un novato recién salido de la academia de policías. Kelly se vio implicado en el robo de los diamantes de un poderoso senador, quedándose sin testigos, y convirtiéndose en el único sospechoso. Por esto fue degradado a policía de la calle, donde debe lidiar con un ambiente hostil dentro del cuerpo de policías, y una vida personal complicada; encima de todo esto, Kelly debe seguir investigando para encontrar las pruebas que le ayuden a limpiar su nombre, y la mayor de todas las pruebas es, precisamente, los diamantes robados.

La primera impresión es que ésta es una historia que ya hemos visto muchas veces en películas y shows de TV, donde seguimos los pasos de un tipo duro y difícil de querer. Sin embargo, en Beat Cop nosotros decidimos quién queremos ser. El juego comienza en el primer día de Kelly como policía de a pie; la estructura del juego se divide en jornadas, que comienzan con una reunión en la estación, donde el sargento pone a todos los agentes al día sobre lo que está sucediendo, además de dar las instrucciones que se vuelven objetivos del juego: una de las más importantes es la cuota de multas de tránsito, que va cambiando día con día. Si no se alcanzan las cuotas, nos enfrentaremos a consecuencias administrativas y económicas, pero si la sobrepasamos podemos obtener un bono.

Foto: Cortesía 11 Bit Studios.

Esto es un buen ejemplo de cómo funciona Beat Cop, ya que todo el tiempo nos enfrentamos a objetivos de inmediato y largo plazo, pero conforme pasan las jornadas, nos daremos cuenta de que no es posible lograrlas todas y necesitamos decidir.

Cuando salimos a la calle, el juego se vuelve una especie de simulador social. Como un buen policía de a pie, nuestra función es establecer lazos en la comunidad, de forma que conozcamos personalmente a cada uno de los individuos de nuestra zona, incluyendo a los dueños de negocios, prostitutas, pandilleros y mafiosos. Las jornadas comienzan en la mañana y terminan en la tarde, por lo que necesitamos administrar nuestro tiempo para lograr nuestros objetivos.

Podemos hablar con un gran número de personas, que nos darán información importante, o que nos pedirán favores que nosotros decidimos si tomar en cuenta o ignorar. Aquí es donde comenzaremos a construir una reputación para nuestro personaje, y creando los lazos que nos pondrán de distintos lados de la historia.

Foto: Cortesía 11 Bit Studios.

Por ejemplo, podemos recibir solicitudes de protección o complicidad de parte del grupo judío, la mafia italiana o la pandilla de los afroamericanos. Si recibimos el aviso de que están planeando dar un golpe, podemos decidir entre arrestarlos o ayudarlos, y las dos opciones tienen consecuencias: si los aprehendemos, puede haber intentos de venganza; si los ayudamos, ganaremos bastante dinero, pero corremos el peligro de que la ley se entere.

Conforme vamos conociendo las calles, entenderemos que los demás policías son generalmente corruptos, y la expectativa es que nuestro personaje sea igual. Además, el juego está diseñado para llevarnos por esa ruta, en lo que parece una imitación de la vida real. Ya sabemos que hay consecuencias por no alcanzar la cuota de multas, pero ¿en qué momento vamos a investigar y arrestar criminales, si estamos buscando infractores viales? Hay un punto en el que nos damos cuenta de que es imposible hacerlo todo, o incluso alcanzar la cuota si sólo ponemos infracciones reales. Una ruta fácil sería poner una multa indebida, con tal de juntar nuestra cuota, aunque esa falta puede traer consecuencias futuras. Por el otro lado, cuando estamos colocando una multa, alguien nos puede ofrecer un soborno, que al final del día es bastante útil para pagar nuestras deudas.

En cierto punto, la historia del juego nos pondrá un tiempo límite para resolver nuestra situación y limpiar el nombre. De esta forma el tiempo se vuelve un recurso muy valioso, que nos obliga a replantear nuestros objetivos. Sin embargo, Beat Cop está diseñado para jugarse varias veces y obtener distintos finales de acuerdo con nuestras decisiones.

Foto: Cortesía 11 Bit Studios.

En lo personal, había momentos en lo que Beat Cop me estresó severamente, ya que siempre hay muchas cosas sucediendo en la calle, así como gente que solicita tu ayuda, desde una niñita que perdió a su gato, hasta un asesinato sangriento, y depende de nosotros el decidir la relevancia de cada cosa, cargando con el peso de que no estamos en control de la situación.

La versión que probé de Beat Cop fue en Nintendo Switch, que al ser portátil permite dividirlo en sesiones de juego cortas. Aunque también está disponible para las demás consolas, no hay un gran valor en el jugar este título en una pantalla grande, ya que sus gráficos en pixel art no tienen mucho detalle. Esto no significa que necesariamente Beat Cop se vea mal, sólo que el estilo no necesita de las condiciones óptimas para disfrutarlo, ya que está disponible incluso para smartphones.

En general, Beat Cop es un juego bastante interesante y original que intenta llegar hasta las últimas consecuencias de su premisa. Es sorprendente que el equipo de Pixel Crow esté compuesto apenas de dos personas, y hayan logrado hacer un juego que, aunque dura sólo un par de horas, tiene un gran valor de rejugabilidad y profundidad.

Foto: Cortesía 11 Bit Studios.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Por qué no debe ir un niño con discapacidad a una escuela especial?
Por

Activistas de los derechos de personas con discapacidad demandan que la reforma educativa estipule la inclusión de esta...