Las reformas son cambios de largo plazo que tomarán entre cinco y siete años para generar efectos sobre el crecimiento, señala Víctor Herrera, director de Standard and Poor’s en México.

 

Los sectores donde había mayor escepticismo en materia de reformas estructurales son los que darán resultados más pronto, pues en el caso de la reforma en telecomunicaciones ya se vio la llegada de nueva inversión, mas para el resto de los cambios estructurales aprobados demorará entre cinco y siete años ver los beneficios en la economía.

Ésta es la opinión del director general de la calificadora Standard and Poor’s en México, Víctor Herrera, quien considera que a pesar de que el país está bien posicionado para hacer frente a las dificultades globales deberá redoblar esfuerzos para lograr un aumento en la nota crediticia.

PUBLICIDAD

“Se tomaron mucho tiempo en cambiar estas reformas y va a tomar tiempo implementarlas. Vamos a ver los beneficios en los próximos cinco a siete años. La reforma energética, por ejemplo, es la más importante, y va a pasar algo similar a lo que pasó con el tratado de libre comercio o las reformas de pensiones; el beneficio es de largo plazo, los beneficios se verán en los próximos cinco a siete años.”

Con respecto al precio del petróleo, que ha caído más de 40% desde sus máximos de 2013 y 2014, Víctor Herrera considera que la reforma energética aún está en tiempo de proveer bonanza a la economía, pues aunque las finanzas públicas están petrolizadas, la actividad económica no depende tanto de la actividad del sector de energía.

“Quizá la reforma se tardó para poder aprovechar el precio del petróleo a 100 dólares, pero sabíamos que tampoco iba a durar toda la vida. Las expectativas a 12 o 24 meses son precios entre 60 y 75 dólares. Son muy buenos precios para algunos yacimientos petroleros que tiene México, pero hay otros que son no convencionales o de aguas profundas; quizás aquí se tenga que cambiar el esquema de inversión para hacerlos más atractivos, pero de todas maneras hay muchas empresas que están interesadas en invertir en México”, explicó en una charla con medios.

 

Listo para las dificultades

Los mercados esperan que en septiembre la Reserva Federal estadounidense aumente su tasa de referencia, que por un tiempo prolongado ha permanecido en un rango histórico de entre 0 y 0.25%. Ante la volatilidad que se espera por este movimiento, el directivo de S&P afirma que hay fortaleza para hacer frente a las dificultades.

“Ha habido un par de llamados de atención sobre la subida de la tasa en los últimos años. La ventaja de hoy, comparado con hace dos años, es que apenas estaba empezando a recuperarse la economía de Estados Unidos. Lo que vemos en las autoridades tanto hacendarias como monetarias es que nos preparamos para un periodo de volatilidad; vemos que están entrando capitales de una manera importante, están viniendo empresas que antes hubieran ido a Asia para aprovechar el momento económico.”

 

Redoblar esfuerzos para mejorar la nota

Con respecto a la nota crediticia soberana, que en la escala a Standard and Poor’s se ubica en BBB+ desde abril de 2013, Herrera afirma que la perspectiva se mantiene estable, pues el país está tomando las medidas necesarias para enfrentar los embates de volatilidad.

“México ya tiene mucha experiencia para manejar altibajos de precio del petróleo y el impacto en las finanzas públicas.”

En cuanto a un cambio de perspectiva o calificación, Standard and Poor’s considera que México debe trabajar en un mayor fortalecimiento de las finanzas públicas.

“Se necesita fortalecer las finanzas públicas, y hoy, al ver que las finanzas están tan petrolizadas y tan susceptibles ante estas bajas de los precios del petróleo, se habla que se tienen que redoblar esfuerzos para poder fortalecer esas finanzas públicas. En la medida de que se logre eso y se vaya avanzando en la implementación correcta de las reformas, quizá se pueda dar un cambio a una visión más optimista.”

En cuanto a los riesgos para la nota, Víctor Herrera afirma que el mayor riesgo está asociado a un deterioro de la estabilidad macroeconómica.

“Si algo ha caracterizado a México es su disciplina fiscal y monetaria, y eso le ha permitido pasar estos ciclos de volatilidad. Si hay un abandono a esa disciplina, ahí sí podría haber un cambio negativo, pero no es el escenario base. Hay 20 años de trayectoria de un compromiso del gobierno federal y del Congreso para mantener finanzas sanas y estables.”

victorh

Víctor Herrera, director de S&P México

 

Siguientes artículos

General Motors invierte 1,000 mdd en centro de I+D
Por

¿Qué tienen en común Pixar y GM? Ambas compañías compiten por el talento más preciado en modelado digital. Para hacer fr...