Forbes 

Benjamín Romano / Arquitecto / CDMX

  • Ganador del Interrnational Highrise Award.

La noche del 1 de noviembre de este año, el arquitecto Benjamín Romano era un manojo de nervios. Sólo quería que terminara el concierto de música clásica del Museo Alemán de Arquitectura, en Frankfurt. Al terminar, darían a conocer al ganador del International Highrise Award, que distingue al mejor rascacielos del mundo. Minutos después, tenía en sus manos el premio al primer lugar. Su proyecto, la Torre Reforma, había derrotado en la final a despachos internacionales de la talla de OMA y Herzog & de Meuron (este último fue ganador del Premio Pritzker, considerado el Nobel de la Arquitectura). En la lista de 1,000 competidores hubo diseños de Foster + Partners y Zaha Hadid Architects.

El International Highrise Award es el punto más alto de una carrera de casi 50 años, que comenzó cuando, siendo aún estudiante de la Universidad Iberoamericana, su padre lo envió a trabajar con el ingeniero y político de izquierda Heberto Castillo, de quien aprendió a entender el flujo gravitacional de las estructuras.

“Me independicé [de Castillo] en 1979, cuando acabé mi carrera, pero siempre junto a él, siempre pidiéndole que colaborara conmigo; él me ayudó en casi todos los edificios que hice”. Castillo falleció en abril de 1997.

Entre las obras más representativas de Romano están los edificios Torre Bosques, un edificio multicolor ubicado en Huixquilucan, y Torre Chapultepec, situada en Polanco, la cual cuenta con un mural de José Chávez Morado, uno de los artistas más importantes de México.

Mientras camina por la terraza del piso 22 de Torre Reforma, dice que no cree en la inspiración: “Pienso que la arquitectura es una técnica que resuelve una problemática de espacio con una muy, muy importante influencia de la normatividad”.

La carrera de Romano siempre ha estado acompañada de un ingeniero y, en buena parte, de la academia, la cual comenzó a ejercer en 1982 en su alma mater. “La docencia me ha permitido la interacción con los muchachos, que te aportan ideas muy frescas, y estar al día en arquitectura”, explica.

Precisamente, llevó a cabo la Torre Reforma con un equipo integrado, casi en su totalidad, por estudiantes suyos.

Después de “la vorágine” de eventos, conferencias y pláticas que vinieron con el International Highrise Award, la carrera de Romano continúa, y actualmente hace un edificio en la avenida Benjamín Franklin y otro en la Colonia Roma, en la Ciudad de México.

Y, si el gobierno de la capital da la “luz verde”, pronto iniciará un proyecto de corte turístico y restaurantero en uno de los edificios históricos más representativos de la zona sur del Centro Histórico de la capital del país, el cual implica un mejoramiento urbano similar al de la Calle Regina, muy cerca de ahí.

 

Siguientes artículos

De quién son los ojos Millennial de Bridgewater
Por

Karen Karniol-Tambour pensó que sería profesora, al igual que sus padres. En cambio, a los 33 años, es la jefa de invest...