Reuters.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió el lunes a las empresas a que ayuden a los trabajadores a acceder a las vacunas contra el Covid-19 y a que aumenten sus salarios, al tiempo que promocionó una infusión de 350,000 millones de dólares en ayuda federal a los gobiernos estatales y locales.

El Departamento de Trabajo informó el viernes que la economía añadió 266,000 puestos de trabajo en abril, por debajo del millón de empleos de la mayoría de los pronósticos.

Los republicanos dicen que los subsidios de desempleo mejorados son los responsables de estas cifras y sostienen que los beneficios desalientan a la gente a volver a trabajar.

“Mi expectativa es que, a medida que nuestra economía se recupere, estas empresas ofrezcan salarios justos y entornos de trabajo seguros”, dijo Biden a periodistas en la Casa Blanca. Al hacerlo, las empresas “encontrarán muchos trabajadores, y todos vamos a salir de esto juntos mejor que antes”, agregó.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Biden también se defendió de los críticos que sostienen que la ampliación de las prestaciones de desempleo ofrecidas en la ley de ayuda por el Covid-19 aprobada en marzo está impidiendo que los estadounidenses acepten nuevos empleos.

El mandatario sostuvo que el Gobierno le recordará esta semana a los estados del país que cualquier estadounidense desempleado al que se le ofrezca un trabajo comparable al que tenía debe aceptarlo o arriesgarse a perder las prestaciones por desempleo.

El demócrata dijo que ordenará al Departamento de Trabajo que trabaje con los estados para restablecer los requisitos de que quienes reciben beneficios por desempleo deben demostrar que están buscando trabajo activamente.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Biden destacó que los cierres de escuelas, las limitaciones de las guarderías y el temor a contraer el coronavirus habían obstaculizado la creación de empleo el mes pasado.

Biden entrega 350,000 mdd para estados y gobiernos locales

Joe Biden también anunció este lunes un fondo de recuperación de 350,000 millones de dólares para ayudar a estados y gobiernos locales a hacer frente a la pandemia y facilitar la recuperación económica, algo que advirtió no será ni “fácil” ni “inmediato”.

En una intervención desde la Casa Blanca, acompañado de la vicepresidenta Kamala Harris, Biden señaló que este fondo permitirá una “infusión de recursos sustancial” en la respuesta a la pandemia y ofrece “amplia flexibilidad” para que las autoridades locales y estatales decidan cuál es el mejor modo de aplicarlo.

Estos 350,000 millones de dólares, canalizados a través del Departamento del Tesoro, forman parte del tercer paquete de rescate fiscal aprobado por el Congreso de Estados Unidos en febrero, por valor de 1,.9 billones de dólares.

Del total, 195,000 millones irán a los estados y 130,000 millones para gobiernos locales.

Las palabras de Biden se producen después del decepcionante dato de desempleo de abril, cuando la tasa subió una décima, al 6.1%, y se crearon 260,000 empleos, muy por debajo de las estimaciones de analistas de un millón de nuevos puestos de trabajo, lo que ha generado dudas sobre la solidez de la recuperación en marcha.

“Nunca dije que salir de este profundo agujero fuese a ser sencillo, o fácil o inmediato”, sostuvo el mandatario, quien recalcó que para apoyar la reactivación económica es “fundamental” que el Congreso apruebe su plan de inversión en infraestructuras, valorado en 2.25 billones de dólares.

Por ahora, sin embargo, se han encontrado con la oposición frontal de los republicanos que lo consideran “excesivo”.

Biden insistió en que las previsiones económicas apuntan a un crecimiento de más del 6% en Estados Unidos este año, una tasa no vista en la primera economía mundial desde la década de 1980, en gran parte impulsada por su extraordinario plan de estímulo fiscal.

Según datos del Departamento de Trabajo, la economía estadounidense aún tiene 8.2 millones de empleos menos que en febrero de 2020, cuando la pandemia del Covid-19 llegó al país.

Estados Unidos, la nación más golpeada del mundo con más de 580,000 fallecidos, cuenta ya con más de un tercio de la población completamente vacunada, y Biden espera que el 70% lo esté para comienzos de julio. 

Con información de Efe.

 

Siguientes artículos

El principal oleoducto de EU estará días sin operar normalmente tras ciberataque
Por

El FBI atribuyó el ciberataque a DarkSide, un grupo que se cree tiene su sede en Rusia o Europa del Este.