El Baja International Film Festival, Los Cabos (BIFF) es un espacio en donde las ideas le dan la vuelta a las certezas y a las verdades establecidas. El cine es una vanguardia que nos enseña que el valor de un invento no radica únicamente en aquél que desarrolla la forma o el objeto; sino que el verdadero valor del invento se distribuye a través del tiempo entre muchos lugares y entre una gran cantidad de esfuerzos que en algún momento se materializan.

 

Por Diego Medina Riveroll* 

 

PUBLICIDAD

El cine es un medio de expresión que conjunta diversas artes. Este oficio genera la oportunidad de mirar hacia el pasado, registra el presente de manera contundente y crea un futuro lleno de infinitas posibilidades.

Es primordial que conozcamos con claridad nuestros objetivos. Forbes LIFE comprende la importancia de educar a través del cine. Todo lo que nos rodea es cultura, por lo tanto cada proyecto cinematográfico es una historia que nos comparte características, momentos, fragmentos y detalles de una realidad específica. A nosotros como individuos, espectadores y sociedad civil, nos corresponde valorar y promover el trabajo de la gente que hace posible que estas historias sean para todos; es una oportunidad que se transforma en responsabilidad.

El Baja International Film Festival, Los Cabos (BIFF) es un espacio en donde las ideas le dan la vuelta a las certezas y a las verdades establecidas; esto hace el cine y sus festivales. Dentro de ellos la gente se reúne con disponibilidad para dialogar acerca de conceptos altamente estructurados o simplemente para compartir pensamientos que acaban de surgir, los cuales se convertirán en proyectos futuros capaces de dar a conocer mensajes que ayuden al mundo.

Quienes han tenido la oportunidad de hacer cine y quienes han tenido el gusto de experimentar de cerca un festival entienden el verdadero significado del trabajo en equipo. Para que una intuición, un sonido y una imagen se transformen en algo concreto se necesita de tiempo, y si dentro de este tiempo hay esfuerzos que se conjuntan, el resultado será mejor y enriquecedor.

El cine es una vanguardia que nos enseña que el valor de un invento no radica únicamente en aquél que desarrolla la forma o el objeto capaz de recrear los objetivos planteados al inicio de la idea; sino que el verdadero valor del invento se distribuye a través del tiempo entre muchos lugares y entre una gran cantidad de esfuerzos que en algún momento se materializan.

Rafael Tovar y de Teresa Presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes escribió: “La asociación que Baja International Film Festival, Los Cabos propicia entre México, Estados Unidos y Canadá, está encaminada a lograr que los países construyan una plataforma de intercambio de conocimientos, ideas y obras con el objetivo de vincular y estrechar la relación entre cinematografías de la región y encontrar soluciones imaginativas a los retos actuales”.

Intercambiar conocimiento con el fin de vincular relaciones cinematográficas en todos los lugares del mundo para encontrar soluciones imaginativas para los retos actuales es sin duda un objetivo sumamente apasionante que se logra a través de este tipo de eventos en donde a lo largo de tres días y tres noches, guionistas, directores y directoras, productores y productoras, directoras de fotografía y directores de fotografía, actores y actrices, gente del departamento de arte, expertos del sonido, técnicos de todo tipo, prensa, empresarios, organizadores y gente de a pie se unen y participan para que estos objetivos se hagan realidad y trasciendan en el tiempo. ¡Esto, le da vida al cine nacional y crea vínculos con expositores de otros lugares del mundo!

Reconociendo la belleza de cada rincón de la Tierra y de cada ser que la habita  experimentaremos y encontraremos nuevas formas de transmitir conocimiento, al hacerlo estamos obligados a escribir acerca de México, Baja California Sur y Los Cabos; lugares únicos en donde existe una gran diversidad natural que nos regala el inmenso océano Pacífico, el mar de Cortés con sus bellísimos colores de diferentes tonalidades, lagunas, desiertos,  montañas y gente orgullosa de su tierra y de su cultura nos abren la puerta para que como espectadores disfrutemos y analicemos historias que transforman realidades, historias que adquieren vida gracias a que son vistas, escuchadas e interpretadas de infinitas maneras.

“Las fronteras las dibujan los hombres. A la naturaleza le da igual”.

Esto nos enseñó Jean Reinoir en La Grande Illusion y esto nos enseña el cine día a día: todo es posible dentro del cine, el límite es nuestra imaginación, y el reflejo de nuestra imaginación es un espejo de nuestro interior.

[youtube id=”yFS-L6Gpvx4″ width=”620″ height=”360″]

*Diego Medina Riverroll es comunicador, fotógrafo y cineasta. Su pasión se centra en la narración de historias a través de las imágenes y los sonidos. “Como decía el maestro Littín: Siempre hay que tener una cámara en la mano”.

 

Siguientes artículos

Empresas tendrán impacto negativo por reformas estructurales: Fitch
Por

Aunque la compañía financiera prevé afectaciones al sector empresarial en el corto plazo,  espera un crecimiento económi...