Cada vez producimos más datos y aumenta nuestra necesidad de almacenarlos. El gran reto consiste en poder aprovechar esta desbordante fuente de información digital aún no estructurada.

 

EFE

 

El Big Data (Grandes Datos) es una de las mayores innovaciones que las empresas y administraciones adoptarán durante los próximos 10 años para mejorar su competitividad, e implica nuevos desarrollos tecnológicos que transformarán profundamente nuestro entorno económico, empresarial y social, según adelantan los científicos de IBM Research, una comunidad global de expertos en tendencias tecnológicas.

Según IBM Research (www.research.ibm.com), “el 90 por ciento de toda la información que existe -datos digitales- en la actualidad se ha creado en los últimos dos años y el 80 por ciento es información no estructurada, procedente de vídeos, imágenes digitales, correos electrónicos, comentarios en las redes sociales y otros textos”.

“Este prolífico universo de información que crece a ritmos exponenciales ha creado lo que se ha denominado Big Data o datos masivos. Sus características son: su variedad, velocidad, volumen y veracidad”, explican los expertos de IBM.

“En este universo de datos donde lo dominante es la incertidumbre y la ambigüedad, las herramientas de Big Data y Big Analytics (herramientas de procesamiento y análisis de datos masivos) nos permiten llegar a conclusiones precisas y concretas”, ha señalado Michael Karasick, vicepresidente y director del laboratorio IBM Research Almaden (EU).

 

Nueva revolución digital

Según Karasick, “esta infinidad de datos, tan variados y con una gran velocidad de crecimiento esconden tras de sí un gran conocimiento que puede ayudar al mundo a mejorar sus procesos e ineficiencias”.

Sin embargo, según el experto de IBM, “no sirven de nada si no se pueden almacenar, discriminar, procesar y analizar para sacar a la luz ese conocimiento. Además, su utilidad depende también de que este proceso se realice en fracciones de segundo y de manera eficiente”.

“La tecnología ya está preparada y las herramientas de procesamiento y análisis de datos pueden almacenar, gestionar y analizar grandes cantidades de información y traducirlos en inteligencia de negocio rápidamente”,  añade Karasick.

Un ejemplo de ello, según IBM, es el nuevo ordenador de IBM Watson, el primero del mundo que entiende el lenguaje natural de las personas y es capaz de analizar terabytes -unidad de almacenamiento de información que equivale a 10 elevado a 12 bytes- de información en apenas dos segundos.

La consultora Gartner predice que para  2015 el 90% de los directivos de las empresas verá en la información un activo estratégico, pero sólo el 10% será capaz de extraer todo el valor económico que hay en este activo.

”Big Data y Big Analytics les ofrecen una gran oportunidad para tomar mejores decisiones, pero tienen por delante el reto de aprovechar esta oportunidad”, señalan desde IBM.

Además, según el último informe de Gartner,  en 2015 el Big Data creará 4.4 millones de puestos de trabajo TIC (tecnologías de la información y la comunicación) en todo el mundo, pero si no reciben la formación adecuada solo habrá suficientes profesionales para cubrir un tercio de ellos, señala el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital, U-tad.

Según el U-tad, «la consultora Wikibon calcula que para el año 2017 el mercado del Big Data alcanzará los 50.000 millones de dólares» y los datos masivos “cuenta cada vez más con un mayor número de aplicaciones en diferentes ámbitos como la minería de datos de redes sociales para explotación en el área del Marketing,  la inteligencia y procesos de negocio, la investigación científica, el comercio electrónico o e-Health».

 

Un mundo de datos “en la nube”

Big Data es la capacidad de analizar grandes volúmenes de datos de diferentes tipos y a gran velocidad, para mejorar los procesos de negocio actuales o crear nuevas áreas de oportunidad”, declaró a Efe, Elena Alfaro, experta en Big Data del BBVA Innovation Center.

Según Alfaro Big Data “es comparable a la aparición de Internet, en el sentido de que afectará a prácticamente todas las industrias y hará que muchos negocios cambien de modelo. Por otro lado tiene mucha relación con Internet ya que la mayor parte de los grandes volúmenes de datos generados hoy en día proceden de las capacidades que nos brinda la Red”.

Respecto de la evolución de este fenómeno, la experta del BBVA, señala que “desde el punto de vista tecnológico seguirán apareciendo herramientas que permitirán que el término “big” (grande) de Big Data sea cada vez mayor, y con menor coste, sobre todo gracias a su implementación en los entornos «cloud»».

El Cloud Computing o «computación en la nube» se refiere al conjunto de recursos informáticos compartidos -redes, servidores, programas, sistemas de almacenamiento, aplicaciones y servicios- alojados en un servidor conectado a la Red, y que son accesibles desde una conexión a internet, sin necesidad de instalar software ejecutable ni almacenar la información generada en el disco duro del ordenador de sus usuarios.

Según Alfaro, la complementación del Big Data con los entornos “cloud”, permitirá a casi cualquier empresa que tenga las ideas claras acceder a estas capacidades, que no serán un coto restringido a los que tienen grandes capacidades inversoras”.

“Desde el punto de vista de los servicios que se crearán sobre los datos, veremos aplicaciones que hoy ni imaginamos, y que procederán de la combinación de fuentes de datos de distintos orígenes y formas”, añade la experta.

“Además de los entornos “cloud”, el segundo pilar en que se asienta Big Data son las tecnologías que algunas empresas online que basan su negocio en los datos (Google, Twitter, Linkedin, Yahoo) han creado para darse servicio a sí mismas (Hadoop, Map Reduce…). Su tercer pilar tecnológico son las herramientas de análisis y visualización de datos”, explica Alfaro a Efe.

 

Mejores decisiones y predicciones

Actualmente –prosigue la experta- “las empresas online que usamos a diario son las aplicaciones más evidentes del Big Data (redes sociales, buscadores…), aunque también se aplica en muchos otros ámbitos más relacionados con los proceso internos de las empresas como lo son las finanzas, la inteligencia de cliente, la detección del fraude o la salud”.

¿Cómo cambiará el Big Data nuestro mundo? Según Alfaro, “mejorará la toma de decisiones en casi todos los ámbitos, ya que podremos basarlas en cosas que hasta ahora no se veían”.

Por ejemplo, permitirá que los servicios de una ciudad sean dimensionados en función de su demanda real, es decir, en función de cuántas y cómo son las personas que los usan en cada momento, mientras que hasta ahora esto se hacía en base a estimaciones, observaciones y realidades parciales y estáticas.

Esta tecnología también ayudará a mejorar las predicciones, ya que “cuanto mejor describes el pasado mejor podrás predecir el futuro. Toda previsión se basa en un hecho ocurrido y en la medida en la que Big Data nos ayuda a describir mejor la realidad mediante el análisis de la traza digital que casi todo deja hoy, las predicciones serán más fiables”, explica Alfaro.

Además, “muchas cosas que hoy se dimensionan para los picos de demanda se podrán adaptar a lo que se necesita en cada momento, principalmente gracias al análisis predictivo (desde la generación de energía hasta el dimensionamiento de un stock para un comercio)”, según la experta del BBVA.

“Otro ámbito será la salud, donde toda la información sobre nuestra historia médica y la de millones de personas será accesible, tanto para el paciente como para la investigación médica (de forma anónima), a fin de entender el impacto de las epidemias, enfermedades, y tratamientos”, añade.

Según Alfaro, con el Big Data “también veremos como la publicidad, tal y como la conocemos ahora desaparecerá,  y sólo recibiremos información de las cosas en las que realmente podríamos estar interesados”.

 

 

Siguientes artículos

Ecclestone niega calendario 2014 para la F1
Por

Ejecutivos de escuadras declararon que habían recibido una versión preliminar del calendario que incluía 21 carreras, en...