Contra todos los pronósticos Donald Trump se convirtió en el nuevo presidente de Estados Unidos. Pese a las advertencias de expertos sobre una crisis financiera, pese a su discurso plagado de misoginia y xenofobia; pese poco conocimiento de política internacional y un largo etcétera, los números le favorecieron.

Las recientes elecciones en Estados Unidos han sido quizá una de las más controvertidas y divididas de la historia reciente de aquel país. Podría decirse que Hillary Clinton fue una candidata típica, aunque no podemos decir lo mismo de Trump, cuyo comportamiento impulsivo y políticamente incorrecto hizo que literalmente todo el mundo hablara de él.

Si bien, los resultados electorales dieron el triunfo a Trump, las opiniones en medios de comunicación y plataformas digitales tuvieron diferencias muy marcadas. Con un empate técnico en el porcentaje de votos (ambos con 48%), Trump obtuvo más distritos electorales, lo que le valió obtener 276, mientras que Clinton quedó lejos con 218 de los 270 necesarios para obtener el triunfo.

The Wall Street Journal pronosticaba la victoria de Clinton por 3.2 puntos, The Washington Post le daba a la ex primera dama un 85% de posibilidades de ganar. Sitios como Real Clear Politics pronosticaban un 74% de posibilidades de que Clinton ganará, frente a un 24% de posibilidades de Trump.

Si bien los medios coincidían en otorgar la victoria a Clinton, el análisis del big data ofrecía un panorama distinto. Smart Data Intelligence construyó un portal para el seguimiento de las elecciones basados en la interacción de las personas en redes sociales, la cantidad de menciones de ambos contendientes y la frecuencia de los términos en los motores de búsqueda. Así, durante un seguimiento de 11 meses, el lunes pasado le otorgaba a Trump la posibilidad de ganar con un 51% de las preferencias, mientras que Clinton contaba sólo con el 49%. El martes los indicadores cambiaron a 46% Hillary, 49% Trump.

Así, las tendencias de búsqueda que arroja Google Insights es que Trump y el término Vote Trump fueron los más buscados frente a los mismo términos de Hillary Clinton previo a las elecciones en Estados Unidos.

La principal red social en Estados Unidos es Facebook, con poco más de 300 millones de usuarios. En esa plataforma, la conversación siempre estuvo dominada por Trump, quien logró reunir más de 4 mil millones de menciones, mientras que Clinton obtuvo sólo 2, 700 millones.

Los grupos más activos en redes sociales fueron los millennials, ya que el rango que va de los 18 a los 35 años generaron el 29% de las menciones. No obstante, el estudio no muestra el análisis de sentimientos, ni la asociación semántica, por lo que no es posible saber si las menciones que se hicieron de Trump fueron positivas o negativas.

Sin embargo, uno de los grupos más activos contra el ahora Presidente de los Estados Unidos fue el precisamente el de los jóvenes. Aunque, parece que su enojo se concentró más en hacer slacktivismo, más que en salir votar.

El voto conservador fue una pieza clave para el triunfo de Donald Trump, lo que sin duda pone de manifiesto que, a pesar de que las redes sociales pueden ser un excelente medio de comunicación y difusión, falta aún el elemento para convertir las simpatías en votos.

Los millenials no son precisamente un grupo generacional de acción, aunque sus opiniones son fuertes y constantes en las redes sociales. Ello pone un desafío a las campañas políticas porque si bien aún dependen del voto duro, hay un área de oportunidad para convertir las opiniones millenials en votos que puedan hacer la diferencia en cuestión electoral.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @sincreatividad

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

De cómo se perdieron radio y televisión
Por

Entre las causas que analiza el autor están las reiteradas crisis económicas e internacionales que presionan los presupu...