Grupo Bimbo anunció hoy que su subsidiaria Bimbo Bakeries USA (BBU) redujo alrededor de 600 puestos de trabajo, como parte de su Programa de Separación Voluntaria (VSP).

La compañía informó que lo anterior es parte de su estrategia de contar con una organización más eficiente a nivel operativo y administrativo, con un crecimiento rentable y sostenible.

Por ello, la panificadora mexicana asumirá un cargo no monetario de aproximadamente 100 millones de dólares en el segundo trimestre de 2018, por indemnizaciones y beneficios otorgados a los colaboradores, lo cual favorecerá a la empresa a partir del tercer cuarto del año y en el largo plazo.

“Esta iniciativa representa una parte importante de nuestra transformación para impulsar el crecimiento, así como para mejorar la productividad y la rentabilidad. Este programa ayudará a aumentar el flujo de efectivo y mejorar la rentabilidad, ya que tiene un retorno menor a dos años”, dijo Fred Penny, director general de BBU.

“Además, una estructura organizacional con mayor eficiencia, fortaleza y menor complejidad nos permite responder a nuevas oportunidades con agilidad. Agradecemos a todos aquellos colaboradores que han formado parte de la familia de BBU y continúan progresando en nuestro propósito de construir una empresa sustentable, altamente productiva y plenamente humana”, añadió el directivo.

 

Siguientes artículos

Negociación de TLCAN se retomaría en segunda o tercera semana de julio
Por

Los representantes de México, EU y Canadá podrían retomar la negociación para modernizar el Tratado en la segunda o terc...