Por Germán Ortiz*

Si usted compara el teléfono móvil que utiliza actualmente con el que tenía hace apenas diez años, se dará cuenta de que la experiencia se ha enriquecido con la adición de componentes de hardware y software altamente sofisticados que ni imaginaba entonces.  

Hoy, su dispositivo es imprescindible para realizar una infinidad de tareas: desde estar en contacto con colegas y familiares, tener acceso inmediato a información, obtener direcciones para llegar a su destino, hasta hacer compras y pedir alimentos, jugar y ver contenido en streaming, por ejemplo.

A estas capacidades, se suma el hecho de que los precios de los teléfonos móviles son más accesibles, sin sacrificar prestaciones que la mayoría de los usuarios encuentra útiles. 

En este contexto, cabe formular una pregunta: ¿estamos aprovechando realmente las funcionalidades que ofrecen nuestros dispositivos móviles? Probablemente su respuesta sea negativa y necesite analizar cuáles son y cómo podría sacarles partido. 

Sin duda, la lista podría ser relativamente larga, pero por ahora enfoquémonos en dos características en particular: la biometría y los asistentes de voz. 

Dejando huella

¿Qué método utilizan los usuarios para desbloquear su teléfono y, al mismo tiempo, proteger su privacidad? De acuerdo con un reciente estudio, la autenticación mediante contraseñas es el procedimiento más popular. Y es que es más sencillo recordar cuatro números (o unir puntos en la pantalla) que optar por otra opción más avanzada; aunque también es susceptible a que un tercero los observe y memorice o que hackee el dispositivo. 

Pese a este riesgo, son los menos quienes utilizan las capacidades biométricas de sus equipos como el reconocimiento facial, de huellas digitales, de voz y del iris, para reforzar la seguridad. Por ejemplo: apenas el 49% de los usuarios utiliza el escaneo de huellas dactilares, y 5% el del ojo. 

Aunque la biometría es altamente efectiva, ¿por qué no se aprovecha aún más? Es probable que para muchos usuarios configurar esta funcionalidad resulte algo complicado y engorroso, o tal vez desconocen que está integrada en su smartphone. 

Por lo regular, registrar los rasgos físicos (huellas, iris, rostro) es más intuitivo de lo que se piensa. Existen tutoriales y manuales en línea que son de gran ayuda. Una vez configurada, los consumidores descubren que esta técnica no sólo les es de utilidad para desbloquear sus teléfonos, sino también para acceder a aplicaciones, autorizar compras o hacer transacciones; además de blindar su información personal en caso de pérdida o robo.

El poder de su voz

Por otro lado, se espera que en los próximos años se logre un avance significativo en el rubro de asistentes por voz. En la actualidad, es un canal de interacción entre los usuarios y sus dispositivos, adicional al teclado y a la pantalla táctil.

Si bien las tabletas, laptops y computadoras, televisores y bocinas cuentan con la tecnología asistida por voz, es en los teléfonos inteligentes en donde se utiliza con mayor frecuencia, ya sea para tener las manos libres mientras se realizan otras actividades o simplemente por comodidad. La oferta de este tipo de recursos es amplia, en la que destacan Alexa, Siri, Google Assistant, Cortana y Bixby, entre otros.

Cualquiera que sea el asistente de voz que prefieran los consumidores, su utilidad se concentra hoy principalmente en realizar búsquedas, hacer preguntas, activar listas de reproducción, hacer llamadas y compras, administrar el correo electrónico, el calendario y obtener direcciones para llegar a un destino. 

Su potencial aún es enorme y su evolución continuará para conjugarse con otras innovaciones –como la inteligencia artificial y la realidad aumentada, por ejemplo–, interactuar en mayor medida con dispositivos en el hogar y el trabajo, y conocer mejor los hábitos y preferencias de los individuos. 

Sin duda, en el futuro nuestra experiencia de uso será aún más sofisticada. Aunque, ¿por qué esperar hasta entonces si podemos aprovechar estas herramientas hoy?

 

*El autor es Socio Líder de Clients & Industries en Consultoría, Deloitte México.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Te recomendamos: Inteligencia Artificial: retos y oportunidades de negocio en América Latina

 

Siguientes artículos

Israel, los murciélagos de la memoria
Por

La conmemoración de la liberación de Auschwitz y la organización del 5º Foro Mundial del Holocausto (con el título “Reco...