La posibilidad de dejar de cotizar en la bolsa ayudaría a solucionar sus problemas fuera del ámbito público, sin embargo de comenzar un proceso de venta se enfrentaría a dificultades para encontrar un comprador y retirar sus acciones.

 

Reuters

El fabricante de teléfonos BlackBerry se está preparando para la posibilidad de dejar de cotizar en bolsa mientras lucha por recuperarse, dijeron varias fuentes familiarizadas con el tema.

PUBLICIDAD

El presidente ejecutivo, Thorsten Heins, y el directorio de la compañía están evaluando cada vez más la idea de que quitar a BlackBerry de la bolsa le daría espacio para solucionar sus problemas alejada de la escena pública, indicaron las fuentes.

“Hay un cambio en el tono del directorio”, dijo el jueves una de las fuentes.

Sin embargo, ningún acuerdo es inminente y BlackBerry no ha iniciado ningún tipo de proceso de venta, aclararon las fuentes. Incluso si lo intentara, la firma podría tener dificultades para encontrar un comprador y el financiamiento para dejar de cotizar.

Con la empresa aun reportando pérdidas y su cantidad de suscriptores en declive, firmas de capital privado y otros compradores podrían dudar sobre una posible adquisición.

Las acciones de BlackBerry han caído más de un 19% este año. Su valor de mercado retrocedió a 4,800 millones de dólares (mdd), desde un máximo 84,000 millones que alcanzó en el 2008.

BlackBerry, que había colocado sus esperanzas de una recuperación en su nueva línea de dispositivos BlackBerry 10, no quiso hacer comentarios. Las fuentes se negaron a dar sus nombres porque las negociaciones son de carácter privado.

La apertura de BlackBerry a considerar un acuerdo constituye un cambio radical en el pensamiento de la alguna vez marca líder en el segmento de smartphones.

Hasta hace poco, BlackBerry, antes conocida como Research in Motion y pionera en el uso de correos electrónicos seguros en dispositivos manuales, se había mostrado propensa a mantener su independencia apostando a una recuperación con su última línea de teléfonos.

El mes pasado, Heins dijo que la compañía estaba en el camino indicado y que solo necesitaba más tiempo para solucionar sus problemas. También dijo que en los próximos ocho meses la firma revelaría más dispositivos que usan el sistema operativo BlackBerry 10.

La empresa también ha analizado opciones como la cesión de licencias de su software BlackBerry 10 y otras sociedades.

BlackBerry, con sede en Waterloo, Ontario, recientemente mantuvo negociaciones con la firma de capital privado Silver Lake Partners sobre una potencial colaboración en el segmento de informática empresarial, dijo una de las fuentes.

Silver Lake se encuentra en medio de una complicada batalla de 25,000 mdd por la adquisición de Dell, que dejaría de cotizar en bolsa. Si tiene éxito, se abriría la posibilidad de colaborar con BlackBerry en la informática móvil, área en la que Dell no ha podido ganar tracción, señaló una fuente.

De todos modos, la fuente aclaró que las negociaciones con Silver Lake no se relacionaban con ninguna compra o transacción.

Silver Lake no quiso hacer comentarios.

 

Siguientes artículos

Producción industrial de China se acelera en julio
Por

El aumento de un 9.7% indica que la segunda mayor economía del mundo podría salir del estancamiento en el que ha permane...