Por Xavier Ordóñez*

Las cadenas de suministro en México están evolucionando, de una secuencia estática y lineal, hacia una red interconectada y digital (DSN) que permite mayor dinamismo entre proveedores, distribuidores e incluso clientes; pero que también deja abierta una serie de debilidades que la tecnología blockchain o cadena de bloques soluciona, como en el caso de la visibilidad, la protección de datos y la gestión de activos.

Una blockchain es una cadena de datos que permite compartir información de manera segura, y aplicada a las DSNs, contribuye a crear mayor valor y nuevas oportunidades al facilitar la interconexión entre los diversos participantes de la cadena de suministro, lo que al final genera mayor visibilidad entre todos los involucrados y ayuda a orientar los actos físicos de producción y distribución. Esto solamente es el comienzo. En Deloitte, la propuesta es que las organizaciones lleven la cadena de bloques a un dominio aún más amplio:

Gestión de activos

Saber de dónde provienen los activos, dónde están y qué mejoras se realizan en el camino, es fundamental para el funcionamiento eficaz de una organización. Para este objetivo, la cadena de bloques puede ayudar de tres formas específicas:

  • Seguimiento de activos: se trata de capturar el estado de un activo en tiempo real o en tiempos o condiciones predeterminados. Potencialmente incluye la ubicación.
  • Trazabilidad del viaje: se enfoca en la recuperación del historial de un activo, a menudo para identificar una falla, pero también para propósitos de auditabilidad y cumplimiento.
  • Procedencia monitoreada: se refiere a la transferencia de custodia y tiende a centrarse en activos de alto valor, donde se aprecian las garantías de falsificación, el punto de origen o el linaje. El carácter inmutable de la cadena de bloques hace mucho sentido en este aspecto, permitiendo a las empresas garantizar la autenticidad de sus productos.

Visibilidad y protección de datos

Con blockchain la información relevante que utiliza una cadena de suministro se puede compartir de forma segura y para un beneficio común previsto. Es importante destacar que mecanismos de adquisición, gestión de activos, operaciones, mantenimiento y sistemas de abastecimiento e inventario se pueden vincular con finanzas, capital humano e incluso estrategias informáticas, dando pie al descubrimiento de interesantes correlaciones y mejoras para la organización.

A medida que las empresas adoptan las DSNs, se recomienda definir el papel con el que blockchain intervendrá en este cometido. Los especialistas apuestan por los siguientes protagónicos:

Rompe silos. La cadena de bloques dentro de las DSNs funciona como una capa de unión que permite que la información se mueva de un estado aislado a uno distribuido.

En este sentido, blockchain une los sistemas lineales existentes y no requiere un escenario de “rasgar y reemplazar”, es decir, lo que se crea no es un nuevo sistema, sino una realización digital del ecosistema existente. El conocimiento sobre una parte del ciclo se comparte a través de una interfaz de programación de aplicaciones (API), creando un grado de transparencia que acaba con los tradicionales silos.

Cabe destacar que la cadena de bloques no resuelve de manera total las barreras para la cooperación. Las partes interesadas tendrán que estandarizar los datos para hacerlos legibles según el formato que requiera la API.

Hilo conector. El segundo rol de blockchain es servir como el tejido de conexión en sí mismo que vincula de forma segura los activos, ya sean físicos, salidas de flujo de trabajo empresarial u otros. A medida que se genera más información digital dentro de las DSNs, blockchain puede convertirse en la tecnología principal para el intercambio de información industrial.

Cuando las partes interesadas de la red comparten información relevante sobre un activo, pueden beneficiarse con una menor fricción a lo largo del ciclo de vida del activo, o bien, utilizar los datos obtenidos para optimizar sus operaciones.

Se trata de cooperación, transparencia e inmutabilidad y esto es lo que simboliza blockchain dentro de la cadena de suministro.

*Socio de Estrategia y Operaciones en Consultoría, Deloitte México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Es el podcast la nueva estrategia del marketing?
Por

En un mundo donde se emiten más podcasts de los que cualquiera puede escuchar en toda una vida, el contenido debe ser al...