El mercado mexicano podrá  suspender la sesión de remates cuando su principal índice registre variaciones negativas intradía mayores a un 7%.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) dijo el jueves que implementará desde el lunes un nuevo mecanismo para suspender la sesión de remates cuando su principal índice registre variaciones negativas intradía mayores a un 7%.

La plaza bursátil mexicana precisó en un comunicado que se decretará la suspensión del remate, impidiendo con ello el registro y modificación de posturas, de acuerdo a tres niveles de acción.

Los dos primeros contemplan detener el Indice de Precios y Cotizaciones durante 15 minutos en caso de registrar bajas del 7% (nivel 1) o del 13% (nivel 2) antes de las 14:25 horas de México (1925 GMT).

En caso de que tales variaciones ocurran después de esa hora, la operación continuará a menos que se alcance el nivel 3, que implica una caída del 20% del IPC y la suspensión definitiva de la sesión, sin importar la hora en que se registre la caída.

La BMV señaló que el mecanismo busca dar mayor certidumbre a los participantes del mercado y prevenir la presentación de un riesgo sistémico, así como “generar una pausa que evite la sobrerreacción humana a la caída del mercado”.

Otro beneficio del mecanismo es “disminuir el daño potencial en la actividad realizada por los algoritmos de operación de alta frecuencia”, agregó el comunicado.

Hasta la fecha, la BMV mantiene activo un sistema que suspende únicamente a acciones que registran variaciones súbitas a partir de un 5%, con el fin de validar sus precios y evitar una operación desordenada

 

Siguientes artículos

China será más ‘tolerante’ ante desaceleración económica
Por

El país asiático aseguró que será más paciente, pues permitirá que el crecimiento trimestral disminuya a 7% antes de apr...