Las principales bolsas de la región Asia-Pacífico concluyeron este viernes sus operaciones con alzas.

El Hang Seng de Hong Kong reportó la ganancia más elevada, con 0.80% 0 157.87 puntos; mientras que el índice Kospi de Seúl tuvo el incremento más modesto con solo 0.05%.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió 0.54%, a los 16.736,35 puntos, terminando la semana con un avance de 2%, y reduciendo así las preocupaciones sobre la fortaleza de la moneda japonesa y su impacto negativo sobre los exportadores.

En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghai y Shenzhen avanzó 0.51% y el Índice Compuesto de Shanghai subió 0.66%.

El Singapur Straits Times ganó 23.71 unidades en la jornada para cerrar en 2,763.82 puntos, que significaron un avance de 0.87%; y el Sydney All Ordinaries escaló un 0.55% de las 5,385.60 a las 5,415.20 unidades.

No obstante, estos mercados bursátiles reportaron pérdidas durante la semana, en la que predominó la cautela ante la expectativa de que la Reserva Federal de Estados Unidos incremente sus tasas de interés en junio.

Los inversionistas mantuvieron una postura moderada ante el inicio de la reunión de los ministros de Finanzas del G-7, encuentro de dos días en que se espera se proporcione claridad sobre las políticas monetarias y fiscales globales.

 

Siguientes artículos

El Metro: en la ruta de un cuento fantástico
Por

Las decisiones ‘estratégicas’ en torno al Metro de la Ciudad de México podrían ser parte de un cuento fantástico de Juan...