Reuters.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, está siendo trasladado a Sao Paulo para someterse a pruebas por una obstrucción intestinal y podría ser operado de urgencia, dijo el miércoles la oficina del mandatario, la más reciente complicación de salud por un apuñalamiento en 2018.

Bolsonaro, de 66 años, acudió a primera hora del miércoles al hospital militar de Brasilia, y la oficina del presidente dijo inicialmente que era para someterse a pruebas por un hipo crónico.

Sin embargo, más tarde el miércoles, su despacho informó de que Antônio Luiz Macedo, el cirujano que operó a Bolsonaro en 2018, había decidido que el presidente debía ir a Sao Paulo para realizar más pruebas por el intestino obstruido y para una posible cirugía de emergencia.

Lee: Hospitalizan a Bolsonaro por hipo crónico en nueva alarma por su salud

Bolsonaro estuvo a punto de morir después de que lo apuñalaron en el intestino durante la campaña electoral en 2018, lo que provocó múltiples cirugías posteriores.

En su página de Facebook, Bolsonaro publicó una foto de sí mismo sonriendo con los ojos cerrados y acostado en una cama de hospital cubierta de sensores y cables. Quien parece ser un sacerdote, con un crucifijo dorado, estaba a su lado, colocando su mano en el hombro del presidente.

“Agradezco a todos por el apoyo y las oraciones”, dijo Bolsonaro en la publicación.

Te puede interesar: Bolsonaro responde a Fernández tras declaraciones sobre brasileños

Recientemente, el presidente de Brasil había aparecido enfermo. En un discurso en redes sociales el pasado jueves, Bolsonaro tuvo dificultades para expresarse en un momento dado, y dijo que había estado sufriendo de hipo durante una semana.

En otras apariciones en los últimos meses, también ha tenido una tos persistente.

La salud de Bolsonaro ha sido un problema durante su presidencia. Además del apuñalamiento, Bolsonaro se contagió de Covid-19 en julio del año pasado, pero se recuperó.

No te pierdas: Lula derrotaría fácilmente a Bolsonaro en elecciones en Brasil: sondeo

Fábio Faria, ministro de Comunicaciones de Brasil, dijo en una conferencia de prensa que Bolsonaro había sido sedado por la mañana y que probablemente viajaría al mismo hospital donde había sido operado anteriormente por Macedo.

El hijo de Bolsonaro, Flavio, en declaraciones a CNN Brasil, aseguró que se había realizado un procedimiento para extraer líquido del estómago de su padre como precaución. Añadió que si su padre necesitaba cirugía, le habían asegurado que no sería una operación seria.

Poco después de las 16:45 hora local, las imágenes de la televisión local mostraron una ambulancia que transportaba a Bolsonaro saliendo del hospital en Brasilia con una caravana presidencial en camino a una base aérea cercana.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

EU podría aliviar la prohibición de remesas como parte de una revisión sobre Cuba: fuentes
Por

Fuentes también dijeron que se está considerando además la posibilidad de aliviar la prohibición de viajar entre Estados...