Reuters.- El lunes comenzó la recta final de una campaña presidencial que ha dividido profundamente a los brasileños y que es probable que termine con la elección del candidato ultraredechista Jair Bolsonaro.

Las encuestadoras dicen que Bolsonaro tiene una ventaja de 18 puntos porcentuales sobre Fernando Haddad, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), de cara al balotaje del domingo.

Dado que el 95% de los partidarios de Bolsonaro dijo en las encuestas que no considera cambiar su voto, Haddad necesita un giro sorprendente en las urnas para lograr una victoria.

Decenas de miles de partidarios de Bolsonaro se reunieron en varias ciudades de Brasil el domingo, en un ambiente más cercano a una celebración que a los mítines electorales previos a una elección.

PUBLICIDAD

“Esta es una señal clara de que los ciudadanos están realmente preocupados por el futuro de Brasil y quieren en la presidencia a alguien que no sea del PT”, dijo Bolsonaro el domingo en una entrevista televisiva.

Manifestantes antiBolsonaro se reunieron también en algunas ciudades el sábado, en eventos que en su mayoría fueron organizados a través de Facebook por un grupo de mujeres opositoras a la figura del diputado.

Por su parte, Haddad hizo un llamado para movilizar a la base del PT, compuesta por los sectores más pobres de Brasil, con la promesa de expandir los programas sociales y limitar los costos de los cilindros de gas para cocinar, que se utilizan principalmente en hogares de bajos ingresos.

Bolsonaro, de 63 años, es un capitán en retiro del Ejército y diputado durante siete periodos que defiende abiertamente la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985.

El candidato ultraderechista ha sumado apoyo en un electorado que busca orden después de cinco años marcados por una crisis económica y política. Hasta esta elección, Bolsonaro era más conocido por sus comentarios homofóbicos, misóginos y a favor de la dictadura que por sus iniciativas legislativas.

Por su parte, Haddad, un exalcalde de Sao Paulo de 55 años, sólo se convirtió en el candidato del PT en septiembre, luego de que Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente del país y fundador del partido, no pudo postular a los comicios debido a una condena por corrupción.

Lee también: Nuevo gobierno de Brasil se definirá en segunda vuelta

 

Siguientes artículos

Huracán Willa alcanza categoría 4 y se acerca a costas mexicanas
Por

Conagua señaló que el paso de Willa mantendrá potencial de tormentas en varios estados y alto oleaje frente a las costas...