Ayer tu cliente te dijo que no le llegó el mail que le enviaste con los archivos ya corregidos. Hoy, la realidad es otra: necesitan una revisión adicional, hay menos tiempo y la cuenta está en riesgo. ¿Qué pasó?… Que lo enviaste desde un dispositivo móvil que tardó minutos enteros en enviar un mail. ¿Subirlos a la nube? Eso hubiera implicado que se pasmara la red.

Luego, tu pareja te dijo que llevaba una hora esperándote, y que estaba a punto de partir. Intentaste contestarle de inmediato, pero no tenías señal, trataste de llamarla, pero ya se había terminado tu plan de datos. Un clásico.

Y es que esto es común porque aún no has conocido, o no te has animado, a contratar un plan de datos diseñado a la medida de tus necesidades. Resulta increíble pensar en arriesgar tus proyectos y tus relaciones, debido a un servicio deficiente y costoso.

PUBLICIDAD

Dentro del mercado mexicano, nos preguntamos ¿cuál es el mejor plan de datos? Hoy por hoy, eficacia y rentabilidad, un costo-beneficio real lo tiene una compañía líder: AT&T, con planes que integran tablets funcionales y dinámicas de marcas insignia como Huawei, Samsung o Alcatel, en paquetes de renta mensual desde 149 pesos (1GB) hasta los 999 pesos (12 GB).

Contratar pocos o muchos gigas depende de tus objetivos y el uso que le das al internet, pero existen 6 poderosas razones de peso para animarte a contratar de una buena vez un plan razonable con tu bolsillo y de alto desempeño con tu día a día.

  1. Optimizar tu tiempo. Hoy en día, el tiempo que tardas entre un proyecto y otro, durante el trabajo, o atendiendo a diferentes clientes, repercute casi de forma directa en tus finanzas. Terminar temprano y con un trabajo de calidad es posible. Todo es cuestión de que la tecnología responda a la velocidad exacta.
  2. Acortar distancias. ¿Junta en viernes de quincena en Santa Fe?, ¿un meeting para esclarecer los puntos en los que ya todos están de acuerdo? Por fortuna existen documentos y herramientas de trabajo colaborativo y edición en vivo, desde google docs, hasta Basecamp, Slack o el reciente Aristory. ¿Tienen que decirse más cosas? Fácil: hangouts, videollamadas, skype… las posibilidades son infinitas, ahorra tiempo, tránsito y gasolina, sólo procura que tu plan de datos hará que la conversación y el flujo caminen en su cauce adecuado.
  3. Diversificar tus ingresos. Velo así: si contratas un plan de datos veloz, podrás atender más de una cuenta de forma más rápida sin bajar la guardia en tu calidad. Más clientes bajo el mismo rango de tiempo. Eres multitasking, eres alguien de este milenio que busca sumar sin aumentar más horas de trabajo a tu día. Con internet veloz y el dispositivo adecuado se puede.
  4. Aligerar la carga. Tú sabes mejor que nadie, que es preferible un Dropbox o el iCloud a transportar los archivos en una usb, con riesgo de virus, pesados, con una transferencia lenta o con la amenaza de que tu lap no lea los archivos. Sin embargo, esto no se ha podido porque siempre que has querido usar tus aplicaciones “en la nube”, el internet tarda años en responder. Es una realidad: el internet de alta velocidad y económico es una realidad.
  5. Aumentar la calidad de tu trabajo. Antes no lo hacías, pero con un plan de datos suficiente y un dispositivo móvil funcional, puedes añadir más cosas a tu presentación para que resalte aún más, pulir el diseño de las cosas, añadir hipervínculos o agregar más información. Vamos, subir de nivel, sólo necesitas una herramienta a la medida de tu talento y capacidad, sin duda.
  6. Tu bolsillo te lo agradecerá. En suma, trabajar mejor, más rápido, sumando clientes, ahorrando tiempo y procesos, el balance sólo puede ser positivo. Mejorar tu plan de datos es la mejor inversión que puedas hacer hoy en día, sobre todo en este año en el que los retos y las oportunidades deben encararse con el mayor profesionalismo posible.

Es tiempo de subir las cosas de nivel.

 

Siguientes artículos

Ciudades digitales: El futuro de las grandes urbes y de sus gobiernos
Por

El uso de la tecnología en asuntos públicos y de gobierno es el futuro de las grandes urbes. Sin embargo el factor más i...