Más que un reloj, cuando vemos la construcción y el detalle del Hublot Big Bang Sang Bleu II México, encontramos una escultura mecánica diseñada para portar en tu muñeca. La pieza, creada especialmente para el mercado mexicano, es una edición limitada de 50 unidades que se remonta al legado ancestral del tatuaje, para reinterpretarlo en esta nueva obra hecha de carbono en colaboración con el artista Maxime Plescia-Buchi. 

El Sang Bleu II México, forma parte de la colección que se ha hecho en colaboración con el estudio fundado por el artista Suizo, quien ha colaborado anteriormente con artistas como Kanye West o FKA Twigs y comparte con Hublot la fascinación por las fusiones que integran elementos aparentemente contrarios para crear piezas completamente únicas; en este caso inspirada al cien por ciento en nuestro país. 

“En mi mente, los colores y los universos místicos simbolizan el fantástico país que es México. Una idea que los ingenieros de Hublot y yo mismo hemos querido adaptar en este nuevo reloj”, comenta Maxime Plescia-Buchi, Fundador de Sang Bleu y embajador de Hublot.

Como ha sucedido en otras piezas trabajadas por el artista, se trata de un bisel hexagonal de carbono sobre el que destacan motivos en verde. La caja de carbono, de 45 mm. protege un cronómetro Unico, distintivo de la casa.  Las agujas en platillo son las mismas que han caracterizado a la línea Sang Bleu. Se trata de una serie de patrones geométricos que representan muy bien la propuesta de Maxime Plescia-Buchi, basada en los trazos y líneas directas del tatuaje.  

La correa de caucho puede ser intercambiable gracias al sistema de fijación patentado de Hublot, One Click e incluye su versión en color verde suministrada de serie con el reloj. El fondo es de cerámica negra satinada con cada una de las piezas grabadas como edición especial y cristal de zafiro con tratamiento antirreflectante.

La pieza resulta ser un puente perfecto entre la ancestral tradición del grafiti, la fascinante cultura mexicana y la más alta tecnología relojera concentradas bajo la visión contemporánea y refinada del estudio Sang Bleu.

“México y Hublot se profesan una pasión recíproca. Desde hace muchos años, este mercado ha demostrado su devoción por nuestro saber hacer relojero. Estoy encantado de que podamos dedicarle esta edición limitada nacida del imaginario de Sang Bleu. Una ilustración perfecta de nuestro lema ‘El arte de la fusión'”, comenta Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot.

El arte de la fusión

Si algo ha distinguido a Hublot desde su creación en 1980, es su innovador concepto basado en el «Arte de la Fusión», que resultó de combinar el oro con el caucho, gracias a la visión de su presidente, Jean-Claude Biver.

Una de sus piezas insignia es el icónico modelo Big Bang, que ha sido galardonado en varias ocasiones y que incorpora el ADN de la marca en cada una de sus propuestas. La versión de Sang Bleu para México no podía ser la excepción: arriesgada e innovadora, con el aire contemporáneo y sofisticado que le imprime Maxime Plescia-Buchi a su arte. Se trata indudablemente de una pieza única de la más alta relojería suiza que se convertirá en el objeto del deseo de muchos.

 

Siguientes artículos

Marco Jiménez, Director General de Lenovo México / Foto: Cortesía.
Lenovo registra histórico trimestre: crece 97% de sus ventas en México
Por

La compañía tecnológica anunció los resultados locales del primer trimestre del año fiscal 21/22, con un crecimiento réc...