La aparición de dispositivos más complejos relacionados con la Industria 4.0, la inteligencia avanzada y la alta conectividad, ha llevado a la reinvención de la industria a nivel mundial. Este cambio brinda espacio adicional para las más diversas configuraciones y tecnologías.

El Edge Computing es un ejemplo de un sistema que tiene como objetivo reducir el retraso de la información, almacenar datos y reproducirlos en los propios dispositivos de los consumidores para evitar problemas como la latencia.

Es posible que en algún momento los usuarios hayan presentado un ligero retraso mientras observaban un streaming en vivo de, por ejemplo, un evento deportivo. Un video que se “atasca” justo cuando el jugador está a punto de golpear el balón y luego se reanuda solo para mostrar el festejo del equipo. Eso se conoce comúnmente como latencia.

Se trata de un problema que se ubica entre los temas prioritarios que se resuelven mediante el uso de esta tecnología. Se produce por la gran cantidad de actividad de dispositivos y del Internet de las cosas (IoT); Edge Computing es la medicina para ese “dolor digital” que elimina gran parte de su latencia.

Según un estudio de Gartner, 1 de cada 4 empresas globales (25%) mejoró el rendimiento de sus data centers en 2021 con alguna aplicación de Edge Computing, lo que denota que se trata de una tendencia al alza.

Edge Computing / Foto: Cortesía Lenovo.

 Edge Computing / Foto: Cortesía Lenovo.

Los beneficios

Es un hecho que esta tecnología cambiará el modo de producir y de brindar servicios. Por ejemplo, permitirá que las organizaciones analicen en tiempo real las tendencias de compra de los consumidores, que mejoren las experiencias de juego online o streaming; el rendimiento de los vehículos autónomos, y que las fábricas tengan un mantenimiento predictivo instantáneo.

La interacción con los clientes será más y más fluida. Las empresas tendrán suficiente información en tiempo real para poder determinar cuál es el momento y el espacio ideal para contactar a cada consumidor.

Adoptar soluciones de Edge Computing será una acción vital, ya que, ante el aumento de competencia y los constantes estímulos a los que cada persona está expuesta, es sumamente difícil dar con ese instante en el que la marca puede tener toda su atención y proyectar las necesidades de consumo.

Un smartphone podrá analizar aún mas información que la que procesa hoy, o conectar con más dispositivos de formas más eficientes. Del mismo modo, hará más rápidos los sistemas de diagnósticos en hospitales y clínicas para la toma de decisiones que podrían ser de vida o muerte.

Edge Computing / Foto: Cortesía Lenovo.

Edge Computing / Foto: Cortesía Lenovo.

Los desafíos del Edge Computing 

Los retos comienzan por estandarización, ciberseguridad, gestión remota, eficiencia energética, velocidad y facilidad de despliegue que hay que solventar para que sea realmente efectivo. La infraestructura requiere un alto nivel de seguridad física y la gestión vía remota es necesaria, no opcional. Es por ello que Lenovo ofrece una serie de soluciones a la hora de dar eficiencia y confianza cuando se trata manejar esta data, mejorando el desempeño y estabilidad.

De acuerdo con estudios realizados por consultoras como IDC, más de 50 mil millones de dispositivos se conectarán a internet para 2025. La mayoría de estos equipos serán gestionados por el Edge Computing, y podrían proporcionar nuevas aplicaciones, transformando muchos aspectos de las producciones industriales tradicionales y nuestra vida diaria.

Hoy por hoy  el mundo está más conectado que nunca y la mayoría de los datos ahora se generan fuera del centro de datos. De hecho, Gartner predice que en los próximos 3 años el porcentaje crecerá hasta un 75 % de todos los datos generados por las empresas. Lenovo está listo para ayudar a las organizaciones sin importar su tamaño a acelerar el ritmo de las cosas definiendo su estrategia de IoT y llevando las capacidades de la computación a donde sea que las necesiten. 

Las soluciones Edge de Lenovo son robustas y seguras, cuentan con cifrado de datos físico y con blindaje garantizado, y pueden resistir condiciones de cualquier índole.

Lenovo, líder en tecnología, está más que preparada para este proceso, ya que ofrece el portafolio de soluciones para Edge Computing más completo; desde donde nace el dato hasta donde se procesa, gracias a las tres divisiones: Motorola (que tiene los smartphones), el área de cómputo y los centros de datos. 

Las soluciones Edge de Lenovo son robustas y seguras, cuentan con cifrado de datos físico y con blindaje garantizado, y pueden resistir condiciones de cualquier índole. También puede llevar la Inteligencia Artificial al borde con un procesamiento más rápido, además de la gestión de datos y el almacenamiento integrado.

Sin duda, el Edge Computing es el futuro en muchos aspectos de la vida de los seres humanos. Es hora de empezar a abordar este tema que es una de las tendencias de cambio profundo que nos trae la revolución tecnológica.

 

Siguientes artículos

UKG: priorizar a las personas para alcanzar eficiencia y eficacia en los negocios
Por

Para este líder en soluciones tecnológicas, el éxito de las empresas tiene una línea directa entre su rentabilidad con e...