Hoy, respaldar la seguridad de todos los equipos de trabajo es clave de cara al buen funcionamiento de procesos y operaciones empresariales, sin importar el nivel de jerarquía que se trate.

Sin embargo, existe un alto riesgo al enfrentarse a un perfil alto de empresarios que normalmente llevan escoltas, por lo que los actos delictivos están enfocados en atacar otro perfil de personas que no conlleve los mismos peligros, pero que puede brindar los mismos frutos: empleados clave para los empresarios de primer nivel, con acceso a la información más sensible.

Aunque normalmente se piensa que los principales blancos de los delincuentes son los empresarios y ejecutivos de primer nivel de las compañías, actualmente las tornas están cambiando.

Hoy, las principales víctimas de secuestro, robo y extorsión son empleados que desempeñan funciones sensibles en términos de manejo de información, como son los jefes de sistemas, gerentes de recursos humanos, comerciales, operaciones y asistentes, quienes aparte de poseer información valiosa como acceso a cuentas bancarias, autorización de operaciones sensibles, tarjetas de acceso a bodegas y áreas restringidas, poseen datos sobre la vida privada de los dueños y otros directivos clave.

Estos ejecutivos de rango medio normalmente no disponen de escoltas para su protección personal ni están tan concientizados sobre el tema, a pesar de que por sus celulares y computadoras se autorizan ciertas operaciones y recursos sensibles para toda la organización

Mediante el secuestro de un jefe de sistemas, por ejemplo, los delincuentes logran hacerse de información confidencial como cuentas bancarias, base de datos principal con tarjetas de crédito de los clientes, análisis financieros, proyectos innovadores, estrategias de mercadeo, nuevos lanzamientos, estudios de mercado y más. 

Lee también: Hoy es el mejor momento para blindar la seguridad de las escuelas

Si la víctima es una asistente de dirección general, por ejemplo, los delincuentes logran obtener datos valiosos como su número móvil, domicilio, sus horarios, sus rutas y hasta su situación familiar, poniendo en riesgo a familias completas incluso.

Ante esta situación, como expertos en este campo, sabemos la importancia de que las empresas trabajen en coordinación con sus socios de seguridad privada a efecto de que se ejecuten análisis de riesgos, así como vulnerabilidades de los empleados clave de rango medio y, sobre todo, se les concientice de que la delincuencia está al acecho todo el tiempo. 

Es importante generar capacitaciones para recordarle a este grupo de colaboradores que no deben dejar su laptop en el estacionamiento si es que salen un viernes por la noche a tomarse unas copas con los amigos, por ejemplo. También debe recordárseles que es conveniente tener sus celulares protegidos con contraseña y encriptados en todo momento y reportar su extravío inmediatamente a la empresa para prevenir su posible mal uso. Es recomendable establecer un código de coacción ante posibles secuestros, etc. Hay 100 sugerencias más, pero lo más importante es crear esta conciencia de seguridad primero en este tipo de ejecutivos de rango medio en las empresas. Si siguen invisibilizados en términos de seguridad, de nada va a servir todo lo demás. 

Aparte de la concientización, también deben aplicarse pruebas de confianza al personal clave en la organización. Especialmente de aquellos que manejan los recursos financieros y las nóminas. Usted no sabe si a esa persona le secuestraron un hijo, si tiene un familiar enfermo o tiene una afectación emocional severa y quiere rehacer su vida después de un divorcio inesperado, esas condiciones van a cambiarlo todo. Estas circunstancias pueden generar abusos de confianza e incluso hasta delitos graves que afecten la estabilidad de la empresa. 

Además del enfoque especial en ejecutivos de rango medio, se deben realizar campañas de prevención para todos los empleados, pues tener una actitud consciente respecto a la seguridad personal e implementar algunas sencillas medidas como cambiar rutas de desplazamiento y no ser ostentoso podría marcar la diferencia.

Hoy en día las adversidades se acumulan, por lo que siempre es recomendable buscar las posibles soluciones a los problemas de seguridad, antes de que se presenten. 

 

Siguientes artículos

IWC
Una obra literaria eterna interpretada en joya del tiempo
Por

IWC presenta una edición limitada de Reloj Aviador inspirada en El Principito, la obra clásica de Antoine de Saint-Exupé...