Un sector energético altamente desarrollado es aquel que permite a los usuarios, particularmente a las industrias, contratar su energía a precios atractivos, de forma segura y fiable entre los diferentes participantes del Mercado. 

Hoy en día los consumidores no solo buscan un precio competitivo, sino la seguridad del suministro con contrapartes fiables que les permitan cumplir con sus obligaciones regulatorias además de sus compromisos de responsabilidad medioambiental. 

Un PPA (Power Purchase Agreement, por sus siglas en inglés) es un contrato de compra-venta de energía entre un generador o suministrador y un usuario calificado (una industria/empresa). El principal objetivo de un PPA es aportar certidumbre al vendedor y al comprador en el precio de la energía (y productos asociados) por el periodo de tiempo acordado, evitando la volatilidad de costos energéticos del Mercado. 

Con la entrada en vigor de la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) en 2014, el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) permitió el establecimiento de los PPA entre empresas privadas, siendo estos contratos la única alternativa para poder adquirir energía térmica (a base de Gas Natural u otros combustibles) y renovable de compañías privadas. 

El Mercado Eléctrico Mayorista en México requiere que el usuario calificado contrate sus requerimientos de energía mediante un Suministrador de Servicios Calificados, quien a su vez, necesita cubrir al menos 60% de su energía y productos asociados por un Generador participante del Mercado. 

Actualmente, México cuenta con más de 40 Suministradores Calificados operando y más de 400 usuarios calificados, lo que representa un alto potencial para firmar contratos PPA para cubrir los intereses de las partes involucradas. 

Dentro de las variantes de los PPA se pueden encontrar contratos de largo plazo con energía renovable que ayudan a financiar un proyecto mediante el precio acordado (tipo de contrato similar a los asignados en las Subastas Eléctricas en México), y contratos de menor plazo (entre 1 y 5 años) de energía renovable o térmica (también llamados contratos de Suministro y Cobertura Eléctrica) que logran fijar un precio por la energía y productos asociados.

Desde el punto de vista del cliente, un PPA da certidumbre acerca del precio de la energía, le puede brindar un valor adicional al impulsar activos de generación de energía limpia y garantizar costos competitivos. Para el generador, se asegura de que la energía de su proyecto está contratada a un precio fijado y predecible, apoyando su inversión y retorno esperado. 

En la búsqueda del mejor PPA 

La selección responde a las particularidades específicas del consumidor como pueden ser: localización del nodo de consumo, perfil de consumo, objetivos de sustentabilidad o carbono neutralidad, entre otros. 

A la hora de definir qué tipo de PPA escoger, es importante comprender los diferentes tipos que existen:

En sitio: la planta renovable o térmica se encuentra en la instalación de la industria o empresa.

Remoto: la fuente de energía se encuentra en un lugar diferente al punto de consumo y se conecta a la red de manera física o virtual. 

PPA Verde o Térmico:

  • PPA Verde: la energía y productos asociados provienen de una fuente renovable. En esta modalidad, cobran mucha importancia los atributos renovables que genera la planta (Certificados de Energía Limpia, CEL, en el caso de México).  Uno de los principales riesgos asociados a esta modalidad es la inestabilidad de la generación (el sol o el viento) y la potencia que podría no ser suficiente para cubrir los requerimientos del cliente. 
  • PPA Térmico: hace referencia a un contrato en el que la energía y productos asociados están ligados a la generación proveniente de una planta térmica (Cogeneración eficiente a base de gas natural, por ejemplo). Esta generación es estable y confiable aportando menores riesgos de volatilidad. 
ENGIE, energía

Es imperativo que el consumidor entienda los riesgos comunes en los PPA, para una adecuada toma de decisión:

  • Riesgo de Precio: ocasionado por la exposición al precio del mercado spot. 
  • Riesgo de Congestión: provocado por la diferencia de precio entre el nodo de inyección y nodo de consumo. 
  • Riesgo de Volumen: diferencia entre el volumen generado/consumido y el volumen acordado en el PPA.
  • Riesgo de Perfil: la generación horaria difiere del consumo horario del cliente. 
  • Riesgo de Balanceo: disparidad entre la generación al precio del Mercado del día antes de la operación y la derivada del Mercado en tiempo real. 

ENGIE, el primer productor privado de electricidad en el mundo cuenta con un equipo profesional altamente calificado y con experiencia internacional especializada en contratos PPA o de compra-venta de energía.  

En México, el equipo de ENGIE ayuda a las industrias a contratar energía con fuentes térmicas y renovables confiables, a precios competitivos, disminuyendo riesgos, con el respaldo y experiencia de ser uno de los grupos de globales de energía más sólidos.

 

Siguientes artículos

vtex
Xiaomi rompe récord en ventas. Live Streaming Commerce de VTEX, la clave del éxito
Por

Junto al aliado tecnológico, VTEX, la tecnológica mundial incrementó el índice de ventas un 500%, alcanzando el mejor dí...