La perpetuidad de una obra literaria es la justificación perfecta para dar vida a una pieza de arte de la relojería contemporánea.

IWC presenta una de sus ediciones limitadas más añorables de su catálogo reciente, con el Gran Reloj Aviador Tourbillon de Calendario Perpetuo inspirado en El Principito.

Se trata de un reloj que abunda en complicaciones y detalles que evocan, solo a través de pequeños pero contundentes guiños, el clásico de Antoine de Saint-Exupéry –reconocido no solo como escritor, sino también como un ícono de la aviación–.

Con una caja de 46 milímetros, carátula azul profundo y acabados que simulan los rayos del sol, la parte esencial de esta pieza ha sido manufacturada en Oro Duro de 18 quilates.

Los apliques y manecillas chapadas en oro están revestidas por materiales luminescentes que facilitan la lectura por la noche.

Por otro lado, el minutero Tourbillon es una rebuscada solución de relojería que implica que la rueda de balance gire alrededor de su eje en una jaula, lo cual permite que el mecanismo no pierda su tensión con el tiempo y garantice su precisión.

El mecanismo es, por sí mismo, de un gran expertise sobre la alta relojería, pues se compone de 82 partes y pesa solo .635 gramos.

El calendario perpetuo, concebido por el legendario Kurt Klaus en 1980, reconoce las duraciones de cada mes y años bisiestos y no requerirá ningún ajuste hasta el año 2100.

Otro de los elementos que remarcan la precisión de este modelo, limitado a 50 piezas en el mundo, es el módulo de fase lunar, cuyo mecanismo requiere ajustar un día cada 577.5 años.

Por otro lado, el sistema de cuerda automática diseñado en oro de 18 quilates toma la forma de El Principito de pie sobre su asteroide, y cuenta con la capacidad de acumular reserva de 168 horas. El movimiento se puede apreciar a través del fondo de zafiro. La obra clásica del escritor francés tiene garantizado pervivir no solo en el imaginario colectivo de millones de infancias, sino también en una obra rotunda de la relojería de lujo.

Green is the new black

El Gran Reloj Aviadores de Calendario Perpetuo edición Racing Green es el más reciente lanzamiento de la serie Big Pilot’s.

La carátula en tono verde da nombre a esta propuesta limitada a 250 piezas. 

Con una caja de 46 milímetros, el Racing Green destaca por su composición de cerámica de óxido de circonio negro, un material que ha sido puesto a prueba por IWC desde tiempo atrás, y seleccionado por tratarse de uno de los de mayor dureza posible.

La corona de forma cónica y el anillo posterior de la caja están diseñados en Ceratanium, otra muestra de materialidad disruptora, el cual es ligero y robusto como el titanio, pero ampliamente resistente al contacto y arañazos.

Al igual que la edición inspirada en El Principito, el Racing Green integra un calendario perpetuo y pantalla de fase lunar, pero agrega visualización del satélite desde el hemisferio norte y sur.

El módulo de calendario consta de 80 piezas individuales que se accionan como parte del movimiento calibre 52615 fabricado por IWC.

Este calibre funciona mediante un sistema de cuerda Pellaton, hecho a partir de componentes de cerámica que resguardan marcha de hasta 7 días en dos barriles.

IWC propone una pieza de absoluta esencia aviadora, pero con un colorido que le brinda un toque único de elegancia atrevida y atemporal.

 

Siguientes artículos

bovet
Tradición, ingeniería y futuro: así es el Battista Tourbillon de Bovet
Por

En colaboración con Pininfarina, Bovet 1822 da cuerda al sueño del reloj que define la innovación del lujo.