Este 2015, Mercedes-Benz reservó lo mejor de su portafolio para la recta final del año con el lanzamiento del nuevo GLE Coupé, una pieza dispuesta a conquistar la cima del segmento de las SUV Premium.

Desde hace 130 años, Mercedes-Benz tiene como claro manifiesto la construcción de automóviles con un sensual lenguaje estético. Los creadores de la marca, Carl Benz y Gottlieb Daimler, fueron los primeros en combinar facetas y rasgos en la búsqueda del vehículo perfecto. Por un lado, Benz actuaba con un certero criterio racional, mientras que Daimler se dejaba llevar por la pasión, y es así como el nuevo Mercedes-Benz GLE Coupé tiene la fusión de inteligencia y emoción, tradición y modernidad, en una simbiosis fascinante.

La firma alemana trabajó en un vehículo que mezclara lo mejor de dos categorías distintas: genes deportivos de Coupé y llamativos rasgos de un todoterreno puro. ¿El resultado? Mercedes-Benz GLE Coupé tiene la fisonomía y ligereza de un auto de lujo, en perfecta mezcla con la versatilidad y solidez de un SUV.

PUBLICIDAD

“El GLE Coupé es para Mercedes-Benz el precursor de una polifacética categoría de vehículos con la que captaremos nuevos clientes para nuestra marca”, asegura Ola Källenius, miembro de la Junta Directiva de Daimler AG, Mercedes-Benz Cars Marketing & Sales.

El GLE Coupé pretende diferenciarse por su dinamismo y deportividad con un diferencial en donde la línea del techo va descendiendo progresivamente hacia la parte trasera.

Dentro de sus principales características encontramos el sistema Dynamic Select, que permite elegir entre diferentes programas de conducción, que van desde el más deportivo hasta uno personalizable, en el que el conductor puede seleccionar sus preferencias en diversos ajustes como la suspensión, el motor, el cambio y la dirección.

En cuanto a la parte técnica, el GLE Coupé pone de manifiesto el potencial del nuevo cambio automático de nueve velocidades 9G-TRONIC. En función del programa de conducción elegido, el cambio 9G-TRONIC actúa con gran agilidad, aprovechando al máximo el potencial de la nueva transmisión, que otorga cambios rápidos y transiciones perfectas al acelerar con fuerza.

“Motores sumamente eficientes, sistema de control de la estabilidad Dynamic Select y cambio 9G-TRONIC, todo ello demuestra que el nuevo Mercedes-Benz GLE conjuga máxima eficiencia con prestaciones dinámicas tanto en el asfalto como fuera de él”, agrega Wolf-Dieter Kurz, jefe de grupo de productos SUV y automóviles deportivos.