El desarrollo de la tecnología, como el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y el Big Data, combinado con la evolución de ciberataques, ha traído consigo un aumento considerable de desafíos relacionados con la seguridad cibernética dentro de las organizaciones, negocios y empresas, independientemente de su tamaño.

Hay una verdad ineludible en este contexto, que nos indica que al tiempo que la tecnología ha cambiado, también los protagonistas de su desarrollo, pero sobre todo de su protección, ya que la vulnerabilidad tecnológica es uno de los principales focos de atención.

En este sentido, los expertos han determinado que es crítico contar con una estrategia empresarial que incorpore múltiples niveles de seguridad en diversos tipos de aplicaciones, dispositivos, redes y plataformas. Llámese seguridad de firewall, filtrado de spam, gestión de amenazas, informes de incidentes de seguridad o planificación proactiva; herramientas que pueden ser combinadas para ayudar a reducir la probabilidad de ataques de hackers.

AT&T se ha convertido en un jugador crucial, ha pasado de ser una compañía de telecomunicaciones a ser un aliado tecnológico de las empresas. En cuanto al territorio mexicano se refiere, AT&T ayuda a proteger a las empresas y personas a través de su red 4G LTE, que actualmente cubre a más de 85 millones de personas en México, a través de la cual se detectan y se mitigan 1 millón 800 mil ataques al día en promedio.

PUBLICIDAD

Lee también: AT&T también quiere conquistar a los negocios del Metro CDMX

Ante este escenario, la firma posee la experiencia y el conocimiento necesario para ayudar a mantener protegidas a las empresas, quienes deben considerar un enfoque desde múltiples aristas. La tecnológica contribuye de forma sólida a proteger los datos de extremo a extremo, en reposo y en movimiento, a través de cada capa que comprende una conexión de red.

De esta manera, AT&T se posiciona como una de las opciones más sólidas del mercado, mediante:

  • Prevención. Cuenta con expertos que poseen una visión única en el panorama de amenazas, misma que les ayuda a detectar nuevos tipos de ataques antes de que se conviertan en un problema. Los expertos analizan 1,800 terabytes de datos que cruzan todos los días en promedio a través de su red.
  • En AT&T, el promedio anual de amenazas indirectas prevenidas en México es de 4,200 millones y 38 millones de ataques provenientes de otros países, en promedio, detenidos por año.
  • Los expertos en seguridad están analizando los patrones de tráfico de la red las 24 horas del día, los 365 días del año, para ayudar a prevenir ataques y mitigar problemas de seguridad.

Este ecosistema trabaja en mancuerna constante con su equipo de desarrollo técnico e innovación, para implementar soluciones integrales de cara a los nuevos tiempos, tales como la prevención y resolución de ataques DDoS (Denegación de Servicio Distribuida), que ayuda a detectar, entre otras cosas, tráfico malicioso con sistemas IPS.

Asimismo, cuentan con soluciones inteligentes para empresas, como NetBond, la cual permite conectar la red virtual privada (VPN) de AT&T de las empresas a diversos proveedores de nube de forma segura. De igual manera, puede desarrollar soluciones de acuerdo a las necesidades de sus clientes.

Destaca el hecho de que hoy en día, pocas empresas dedicadas a la protección tecnológica se encuentren en constante evolución para proporcionar medidas de seguridad a los clientes finales, elemento que distingue a AT&T, quienes caminan como punteros de la seguridad cibernética, para que al final, las empresas puedan concentrarse en desarrollar y fortalecer su crecimiento.

Consulta la guía del CEO para la seguridad de datoshttps://www.business.att.com/cybersecurity/docs/vol5-datasecurity.pdf