La logística detrás la transportación de cualquier material relacionado con la industria de la salud es uno de los temas más complicados y extensos dentro de esta industria, por distintas variables.

Y es que el envío de elementos tan variados como medicinas, instrumentos y accesorios quirúrgicos, hasta equipo de laboratorio para doctores y terapeutas de todas las ramas, no es algo que se puede dejar a la ligera cuando puede tratarse de un tema de vida o muerte.

A pesar de que existen varias compañías en donde laboratorios y empresas de talla mundial confían sus productos, la alemana DHL es aquella que lleva más tiempo realizándolo con distintos sellos de extrema calidad.

PUBLICIDAD

Todo inicia desde el almacenaje y administración de pedidos, que se guían por dos factores: la seguridad y la flexibilidad de los envíos. La mayoría de los laboratorios y empresas relacionadas con instrumentos de la salud necesitan instalaciones que tengan una ubicación estratégica para poder aprovechar la recepción de los envíos de producción, pero también aprovechar los centros de transporte cercanos a la empresa para realizar el embarque de productos de manera eficiente y rápida. Es por eso que muchos clientes utilizan DHL, con más de 10 vuelos internaciones, 4 hubs repartidos dentro del país e instalaciones estratégicas en áreas industriales para compartir servicios como calidad, servicios informáticos y seguridad.

Cabe resaltar que esta solución es ideal para la administración de estudios clínicos y cumplir los requisitos de muestras médicas.

Un detalle que sin duda algunas veces se deja de lado al tratar de enviar productos médicos, medicamentos con receta médica o incluso productos para el cuidado de la salud animal es el empaque. Una de las ventajas de DHL es que puede armar y empaquetar los productos de acuerdo con los requerimientos necesarios; por ejemplo, para el lanzamiento de productos y operaciones, la marca ofrece el llamado ‘kitting’ luego de la producción, apoyo hacia el departamento administrativo, y distribución de estudios clínicos y muestras médicas. De hecho, la compañía puede ayudar a diseñar y preparar un kit de muestras médicas para los fabricantes para distribuir un sólo paquete.

Cuando DHL reempaca los productos, la compañía aplica etiquetas RFID que aseguran que los productos farmacéuticos cumplan con los requisitos comerciales, además de que todo el armado y empaquetado se realiza en áreas separadas y seguras adyacentes a las áreas de almacenamiento del producto.

El detalle más importante al momento de transportar vacunas, que es la temperatura, también está cuidado por DHL: dos de estas vacunas, contra la gripa y la insulina, necesitan un mantenimiento a temperatura exacta para ser eficaz, por eso existe una cadena de procedimientos estrictos de cadena de frío para proteger estos productos, en donde no habrá errores, alta seguridad, mayor consistencia y cero defecto en contraste con otros encargados de logística.