La tecnología es uno de los factores sobresalientes cuando se trata de determinar la orientación que toma la banca para crear y ofrecer sus servicios a nivel global. Lo mismo la nube que las redes sociales, las nuevas tecnologías móviles, y el Internet de las Cosas están cambiando la manera en que nos relacionamos con la información y por extensión con el mundo, y la banca no está fuera de estas nuevas dinámicas que, de manera acelerada, la tecnología ha creado.

La era digital en la que vivimos amplía con notoriedad las posibilidades que tenemos para realizar transacciones bancarias en segundos, reduciendo  cada vez más la necesidad de acudir a una sucursal a solicitar un servicio, hacer un depósito en efectivo o firmar cada vez que realizamos una compra con tarjeta de crédito. En resumen, acercan los servicios bancarios a donde quiera que estemos y los automatizan digitalmente.

En nuestro país, la Banca Digital en nuestro país continúa consolidándose entre los usuarios de internet; trabajando para ofrecer cada vez un mejor servicio, con la tecnología más avanzada en sus sucursales para aquellos usuarios que deben acudir a realizar una operación.

En el estudio The rise of the digital bank de McKinsey (2014) se estimó que para los siguientes cinco años a partir de la fecha de realización del análisis, cerca del 30% de los consumidores a nivel global buscarán productos bancarios en línea, lo que obliga a la banca a pensar en estrategias para migrar hacia la red como plataforma de operaciones.

PUBLICIDAD

Pero hay más, ya que no todo pasa para el usuario frente al monitor de su computadora: los móviles se convierten también en nuevos bancos personales, por lo que empiezan a aparecer aplicaciones creadas para los smartphones, a partir de las cuales el usuario puede tener acceso a su dinero desde el celular. Moven -sistema que trabaja a partir de una cuenta, aplicación y tarjeta- y GoBank – aplicación que permite desde el celular hacer depósitos y cobrarlos- son un par de ejemplos.

También los emprendedores comienzan a beneficiarse de los servicios digitales, haciendo uso de nuevos servicios, por ejemplo, de terminales de cobro móviles y simplificadas para puntos de venta que funcionan aprovechando la infraestructura de sus móviles, como Izettle.

Todo esto ocurre a nivel del usuario final, el cliente. Del lado de los bancos, siguiendo la encuesta Accenture Technology Vision 2015 hay cinco tendencias tecnológicas clave que están contribuyendo a generar importantes cambios, encaminando a la banca digital a perfilarse como un servicio de uso diario (Everyday Bank) de gran penetración entre sus clientes.

Estas tendencias son:

-Mi Internet: lleva a los bancos, a través de la red, a propiciar experiencias altamente personalizadas y seguras para sus clientes. Para esto, aprovecha data y analytics, llevando los servicios a todos lados, lo mismo a la sucursal minorista que la banca online y móvil.

-La Economía de los Resultados: El cliente interactúa con el banco, generando rutinas que generan datos. La mayoría de los bancos utilizan ya datos de sensores para relacionarse con el mundo.

-La (R) evolución de las Plataformas:  Los bancos están creando fuerza laboral que conjuga empleados y máquinas inteligentes, los cuales se integran en nuevas formas de trabajar en “equipo”. Los avances en el procesamiento del lenguaje natural

-La Empresa Inteligente : Se afina la inteligencia del software y se capacita a la gente para crear bancos innovadores, inteligentes y con mayor excelencia operativa.

-Fuerza de Trabajo Re-imaginada: Los bancos están creando fuerza laboral que conjuga empleados y máquinas inteligentes que se integran en nuevas concepciones de “trabajo en equipo”.

Siguiendo este mismo estudio, podemos constatar cómo la conectividad entre dispositivos y su capacidad para borrar fronteras físicas, geográficas, está transformando radicalmente las formas de no sólo de empresas, sino de mercados e industrias enteras, creando una nueva economía en la que la colaboración -alentada al máximo por esta misma conectividad- se coloca al centro. Y para la banca no es la excepción.

En este entorno, los ejecutivos bancarios ven a la banca digital tomando su lugar en un mundo donde las plataformas modifican a las industrias para convertirlas en ecosistemas interconectados.

Así, la competencia de los bancos por ser los mejores se concentra en la banca digital, la cual, como ya vimos, cambia la forma de hacer negocios y transacciones bancarias para los usuarios, quienes pueden disponer de su dinero al instante, sin hacer filas, acudir a la sucursal o con un asesor.

Los bancos ofrecen cada vez más servicios en sus aplicaciones móviles, con las cuales las personas pueden hacer cada día más operaciones desde donde quiera que estén, con tan sólo el poder de un click. Estos avances tecnológicos simplifican la vida los usuarios pero también benefician a los bancos, gracias al ahorro de recursos y de tiempo.

 

Siguientes artículos

IBM y Linux, juntos en tiempos del código abierto
Por

La firma tecnológica ha desarrollado un sistema abierto, sencillo de usar, flexible y confiable para las empresas que bu...