Dentro del dinamismo contemporáneo de los mercados, los ETFs representan la tendencia de inversión más poderosa del siglo, ya que al cotizar en bolsa -del mismo modo que lo hace una acción-, se pueden comprar y vender a lo largo de una sesión, al precio existente en cada momento, sin la necesidad de esperar al cierre del mercado para conocer el valor final al que se hace la suscripción-reembolso del mismo.

Gracias a los ETFs, ya no es necesario escoger una acción o un índice particular para poder aprovechar una expectativa del mercado; los ETF nos brindan un poderoso abanico de opciones, en línea con los tiempos de globalización bursátil que vivimos.

En contexto, el siglo XXI comenzó con menos de 100 mil millones de dólares (mdd) en activos de ETFs. Hoy en día se registran 4,700 billones de dólares y una cantidad de productos en franca expansión. Recientemente, los ETF globales crecieron a una tasa orgánica anualizada de 19% de 2009 a 2017, rebasando de forma amplia la tasa de crecimiento de 4.8% de los fondos de inversión.

FUENTE: USD, BlackRock, BlackRock; Global Business Intelligence, as of April 2018.

PUBLICIDAD

Los especialistas prevén un escenario de franco incremento en la apropiación de ETFs. De acuerdo con BlackRock, el administrador de activos más grande del mundo, los cambios radicales en la industria de la administración de inversiones están dibujando un panorama certero para que los ETFs registren más activos durante los próximos cinco años. Mucho más que en los últimos 25 años combinados.

Los activos globales se encuentran preparados para duplicarse hasta, al menos, 10 mil billones de dólares durante los próximos cinco años. Esta proyección de la tasa orgánica de crecimiento anual de los ETFs a diez años, con el mayor margen de error que esto implica, apunta a que los activos superen los 20 mil billones de dólares, alcanzando posiblemente los 25 mil billones de dólares hacia finales de 2027.

Cuatro tendencias que probablemente alimentarán el crecimiento de los ETFs en el futuro:

1. Un cambio de paradigma en las preferencias de construcción de portafolios

BlackRock considera que el crecimiento de los ETFs está estrechamente ligado al creciente reconocimiento de que la asignación de activos es más importante que la selección de valores individuales. Los ETFs funcionan como herramientas para la asignación de activos porque son líquidos, de bajo costo y transparentes, y están disponibles en múltiples exposiciones. Los ETFs les brindan a los asignadores de activos más opciones cada vez más detalladas cuando se trata de acceder a acciones, bonos, materias primas y otros activos en todo el mundo.

2. El modelo de negocio para la asesoría financiera también se está transformando

La clave del cambio es que los asesores financieros están cada vez más compensados por los clientes que pagan una tarifa sobre los activos totales, en lugar de hacerlo mediante comisiones por la comercialización de los valores en nombre de los clientes. Principalmente en Estados Unidos, y muy pronto en Europa, se espera que los ETFs sean los principales beneficiarios de dicha transición financiera, ya que los asesores y administradores de inversiones tendrán incentivos para colocar ETFs de bajo costo en el nivel protagónico de los portafolios.

3. La operación de bonos está evolucionando

Los mercados de bonos globales han sido tradicionalmente un mercado descentralizado de mesas de negociación que trabajan con pedidos de compra y venta por teléfono. Las regulaciones globales posteriores a la crisis del 2008 han limitado la capacidad de los bancos de tomar riesgo para facilitar esta intermediación. Esta estructura extrabursátil de mercado de bonos es diferente a los instrumentos de renta variable, para los que los precios se cotizan en decimales y los pedidos se ejecutan electrónicamente en milésimas de segundo. Muchos inversionistas parecen estar cambiando a ETFs de bonos en un mercado cada vez más electrónico que usa la negociación mediante agencias; un modelo más acorde a las regulaciones actuales en el que los bancos y los broker-dealers localizan compradores y vendedores, y los combinan sin utilizar capital. Estos cambios significan que los inversionistas de todo tipo podrían adoptar cada vez más los ETFs de bonos para obtener una exposición líquida y eficiente durante la próxima década.

4. Mayor adopción por la escala del mercado de ETFs y la estandarización de productos

A medida que más inversionistas participan, y el mercado se expande, los ETFs se vuelven más eficientes en su operación y más baratos de poseer. El efecto de red acelerará la adopción futura de ETFs por parte tanto de pequeños como de grandes inversionistas.

Leer el informe completo aquí.

___________________________________________________

Divulgación general: Este material ha sido elaborado por BlackRock y contiene datos y comentarios de carácter general, exclusivamente para fines educativos y no constituye asesoría de inversión, ni información con fines promocionales, de comercialización o publicitarios sobre valores o servicios de ningún tipo. La confianza que se le dé a la información en este material depende de la sola discreción del lector.  
Invertir implica riesgos, incluyendo la posible pérdida de capital. Ni la diversificación ni la asignación de activos protegen al inversionista contra el riesgo de mercado, pérdida del capital invertido o volatilidad de los retornos. Los rendimientos pasados no garantizan rendimientos en el futuro. El retorno de una inversión y el valor de su principal fluctúan en el tiempo, de manera que cuando un inversionista venda o amortice su inversión, puede recibir más o menos el valor original de ésta.
El presente material representa una valoración de las condiciones del mercado en un momento específico y no pretende ser una proyección de eventos ni garantizar resultados en el futuro. La información contenida en este material no debe ser considerada por el lector como trabajo de investigación ni asesoría de inversión respecto de ningún valor en particular. El contenido de este documento, así como cualquier declaración expresada por parte de BlackRock, cualquiera de sus afiliadas, empleados o representantes, no es y no debe ser interpretada como intermediación, asesoría o recomendación de inversión u oferta de compra o venta de cualquier valor o producto financiero.
Las perspectivas expresadas en el presente son meras opiniones de BlackRock conforme a las condiciones actuales y no toman en cuenta el perfil de inversión de ningún inversionista en particular por lo que en ningún momento podrán considerarse como recomendaciones o consejos personalizados. Las opiniones expresadas son a la fecha de su publicación y están sujetas a cambios en cualquier momento y sin previo aviso.
Por favor tome en cuenta que la prestación de servicios de inversión asesorados es un servicio regulado en México. Para mayor información sobre los Servicios de Inversión Asesorados que presta BlackRock México, por favor diríjase a la Guía de Servicios de Inversión disponible en www.blackrock.com/mx.
© 2018 BlackRock, Inc. Todos los derechos reservados. BLACKROCK es una marca registrada de BlackRock, Inc. El resto de marcas comerciales son propiedad de sus respectivos propietarios.

MKTG1118L-648059-2040292

Si te lo perdiste: Los retos de crecer… e invertir con propósito

 

Siguientes artículos

Diabetes: todo lo que tienes que saber sobre su tratamiento y cuidado
Por

Conocida también como la enfermedad "silenciosa", la diabetes no controlada puede llevar a complicaciones graves e inclu...