Dolor de espalda, cuello, escoliosis, estenosis y enfermedad de los discos son algunas de las causas que disminuyen aspectos importantes para nuestra calidad de vida, tales como el sueño o las actividades de nuestro día a día.  Actualmente, el dolor de espalda es una de las razones más comunes por las que los pacientes en Estados Unidos (EU) se reportan enfermos al trabajo, lo que se ha traducido en un un costo total que supera los 100 mil millones de dólares (mdd) anuales para el sector salud de dicho país.

En este sentido, el Dr. Lawrence Lenke, cirujano en jefe del hospital Daniel y Jane Och Spine en NewYork-Presbyterian, afirma que la espalda es una estructura compleja con muchas partes delicadas, “pero con buen juicio y hábitos de vida saludables, incluido el levantamiento adecuado, una buena postura y el ejercicio, es posible evitar el dolor de espalda común causado por los músculos tensos”.

Las recomendaciones para prevenir estos padecimientos son claras, fáciles de ejecutar y se apoyan en cuatro prácticas principales:

1. Haz que el movimiento sea parte de tu rutina diaria

El ejercicio cardiovascular regular y los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento pueden aumentar la flexibilidad de la espalda y el abdomen, afirman los doctores Lenke, Ronald Lehman Jr., K. Daniel Riew y Peter D. Angevine, del Hospital Daniel y Jane Och Spine en el NewYork-Presbyterian. Los especialistas recomiendan levantarse y caminar de 15 a 30 minutos si nos sentamos por periodos prolongados. Además se recomienda mantener un peso corporal saludable y evitar fumar, lo que facilitará la adopción de estos hábitos.

PUBLICIDAD

2. Mantener una postura adecuada

La postura es clave para mantener la salud de la espalda. Ser consciente de que nos estamos encorvando o que sostenemos la cabeza demasiado hacia delante mientras estamos sentados es crucial. En este sentido, los médicos recomiendan sentarse con los pies apoyados, las caderas al nivel o ligeramente por encima de las rodillas, la columna vertebral ligeramente reclinada y un pequeño arco en la espalda baja. .

Por ejemplo, si estamos sentados frente a una computadora, los hombros deben estar relajados y alejados de las orejas, los codos doblados a aproximadamente 90 grados y descansando por los lados, las muñecas neutras (no dobladas hacia arriba, hacia abajo o alejadas entre sí) y la cabeza al frente sin sobresalir hacia adelante. Además, los médicos recomiendan que si usamos smartphone o tableta, procurar levantarlo en lugar de doblar el cuello para mirar hacia abajo.

3. Levantar objetos pesados ​​adecuadamente

Cuando levantamos objetos pesados, hay que estar asegurados de que estamos equilibrados y que el empaque se encuentra correctamente empacado para que su peso no se desplace.Es importante mantener el objeto cerca del cuerpo y tomarnos nuestro tiempo para levantarlo, ya que apresurarse tensará sensiblemente los músculos. Cuando estemos listo para levantar, hay que doblar las caderas y las rodillas, no la parte inferior de la espalda. Además, es importante mantener la postura correcta con la espalda recta y la cabeza levantada y usar las piernas para levantar.

4. Presta atención a los síntomas

Existen indicadores que nos dan cuenta de que se ha producido una lesión grave, una función anormal del intestino o la vejiga, ciática bilateral (dolor en ambas piernas), dolor nocturno importante, pérdida de peso, fiebre y dolor intenso. Los síntomas como pérdida de equilibrio o destreza, adormecimiento constante o debilidad también podrían indicar también problemas neurológicos.

En tales casos, los pacientes suelen ser referidos a un diagnóstico que puede incluir rayos X, MRI y tomografía computarizada, tras el cual su tratamiento puede incluir terapia física, medicina complementaria (acupuntura, terapia magnética, medicamentos a base de hierbas y más) y cirugía para afecciones graves.

Atenderse a tiempo

En torno al dolor de espalda, sus consecuencias y distintos estadíos, el Dr. Lenke puntualiza que cada persona, con o sin problemas de la columna vertebral, puede beneficiarse de la adopción de hábitos de vida más saludables para mantener su columna vertebral lo más fuerte posible.

Así también, para aquellos con problemas de la columna vertebral complejos como escoliosis, mielopatía, pinzamiento del cuello o del nervio lumbar, ciática crónica, estenosis o fracturas vertebrales, los cirujanos del Hospital Daniel y Jane Och Spine recomiendan una evaluación médica inmediata. Las personas que tienen lesiones en la espalda debido a un trauma severo también se les recomienda buscar ayuda médica profesional.

Para encontrar un especialista en el NewYork-Presbyterian Hospital, llama al + 1-212-746-9100 o visita www.nyp.org/serviciosglobales

También puede interesarte: Moderación, la clave del ejercicio en personas con sobrepeso