Hace algunos años y encerrado en un pequeño garaje en Los Ángeles, Jordi Muñoz se encontraba modificando un helicóptero a escala de control remoto con el sistema de un videojuego. A través de pequeñas modificaciones, piezas aisladas de otros aparatos eléctricos y una pizca de suerte, Muñoz hizo que el juguete volara controlado por el mando del videojuego, con pericia y durante más de 10 minutos, hasta que las baterías cedieron.

 

Ese fue el momento ‘eureka’ para Jordi, quien después de haber buscado dentro y fuera de México un área de oportunidad, vio nacer su pasión: la industria de los drones. A partir de este primer experimento, el tijuanense hizo una alianza con Chris Anderson, quien fuera el editor de la prestigiosa revista Wired, para crear la empresa 3D Robotics, compañía que ocupa actualmente la segunda posición en el mundo dentro del mercado de esta industria.

PUBLICIDAD

Los drones son todos aquellos objetos voladores no tripulados capaces de cubrir distancias a control remoto, operados ya sea por un usuario o mediante un equipo de cómputo, tan singular como una computadora o un teléfono inteligente.

Foto: Cortesía de la marca.

Foto: Cortesía de la marca.

Además de su uso personal y casero, con pequeños ejemplares que se pueden comprar incluso en tiendas electrónicas, los drones están cambiando y modificando el contexto de las industrias como la agrícola, de la construcción, los bienes raíces, la minería e incluso la mediática, que ahora utiliza este tipo de gadgets para hacer coberturas de eventos en tiempo real desde las alturas.

Sin embargo una de las industrias en donde se espera que exista un gran revuelo con esta tecnología es la de mensajería, y la compañía alemana DHL encabeza este naciente mercado.

Recientemente, la firma lanzó una prueba piloto en la isla de Juist, en el Mar del Norte; en este lanzamiento, la compañía envió por primera vez medicamentos y otro tipo de materiales de salud mediante un dron, llamado por DHL como parcelcopter (nombrado así porque en inglés ‘parcel’ significa paquete).

A tan sólo escasos meses de su prueba, este proyecto representó el uso por primera vez en Europa de un vehículo aéreo no tripulado para entregar un paquete. Para lograrlo, DHL no descuidó detalle alguno ya que se unió con el Institute of Flight System Dynamics dentro de la Universidad de Aachen y la compañía Microdrones GmbH, los cuales apoyaron a la firma líder en paquetería a concretar exitosamente el envío.

El equipo de tecnología e investigación de DHL ha optimizado el dron con el paso de los meses, incluyendo por ejemplo la duración total del vuelo, el rango de trayectoria que podría tener y la velocidad que puede alcanzar en temas de urgencia médica.

“Nuestro parcelopter 2.0 es de hecho uno de los sistemas de vuelo más seguros y confiables en su tipo ya que cuenta con las características necesarias para alcanzar exitosamente esas misiones”, comentó Jürgen Gerdes, CEO de DHL Post, dentro de la división de eCommerce y Paquetería, en un comunicado de prensa.

De acuerdo con un estudio presentado a finales de 2014 por la empresa Drone Analyst, las cinco categorías de mercancía que un consumidor esperaría fueran entregadas por drones son: obsequios, piezas electrónicas, alimentos, medicamentos y flores.