Con tan sólo dos de  cada diez de las micro, pequeñas y medianas empresas (Pymes) en México recurriendo al comercio electrónico como una de las plataformas para vender bienes o servicios, de acuerdo con las más recientes cifras de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), esta tendencia será la que potenciará el crecimiento económico de México en los próximos años.

 

Para que esto suceda, sin embargo, todos los eslabones dentro de la cadena del ‘e-commerce’ deben de estar completamente pensados: desde una página de internet con la suficiente capacidad para ofrecer un catálogo de ventas en línea y métodos de pago seguro hasta un servicio de logística y mensajería preciso.

PUBLICIDAD

Sobre el catálogo de ventas en línea podemos hablar de Shopify, plataforma de comercio electrónico que es utilizada por grandes cadenas de retail a nivel mundial; la compañía de origen canadiense, fundada en 2004, finalizó en 2014 con más de 150,000 empresas utilizando su plataforma, con un volumen total de flujo de dinero de 8,000 millones de dólares.

Con lo anterior es posible visualizar el nicho de mercado que representan las compañías con enfoque en el comercio electrónico que, sin duda, se han convertido en una plataforma importante para impulsar el crecimiento e internacionalización de las Pymes.

Otra parte vital para que la confianza de los mexicanos se incline hacia el comercio electrónico es la seguridad de los pagos; uno de los servicios que más se ocupa es PayPal, plataforma que enlaza de manera segura la tarjeta de crédito o débito para que al momento de pagar el cliente tenga la seguridad de que sus datos se mantienen alojados de manera segura en los servidores de la compañía estadounidense.

Sin embargo, uno de los diferenciadores para que el comercio electrónico crezca en nuestro país es integrar a esta nueva forma de compra un servicio de mensajería capaz de generar confianza en los compradores y que representa probablemente el factor fundamental en la decisión de compra de los consumidores. La compañía líder para este tipo de negocios es DHL, empresa que desde hace 35 años en México cumple sus tiempos de entrega sin importar las condiciones particulares de cada envío.

Para este segmento, la firma alemana presenta dos soluciones especiales: la primera es DHL EasyShip, recurso para empresas con alto volumen de envíos el cual cuenta con una plataforma capaz de simplificar el proceso de envío así como aumentar la velocidad y productividad de sus usuarios.

Esta plataforma prepara automáticamente guías aéreas, etiquetas y documentación aduanera, al tiempo que brinda rastreo en tiempo real para agilizar los procesos de envío. Tiene, además, una función de envío con un sólo clic para acciones frecuentes y esporádicas e incluso mantiene el historial del envío con una amplia libreta de direcciones.

Por si esto fuera poco, cuenta con una función para el soporte de lista de correo electrónico para envíos diferidos y viene con un soporte técnico que incluye capacitación, documentación, escritorio de ayuda, actualizaciones y mantenimiento en sitio.

Otra solución es DHL eMailShip, conjunto de formularios reutilizables y de instrucciones paso a paso diseñados especialmente para hacer envíos de manera rápida, fácil y conveniente, usando sólo el correo electrónico. Esta herramienta permite preparar e imprimir las guías de DHL, formularios, documentos de aduana así como recoger los formularios sin la necesidad de un software en línea.

Con este tipo de recursos DHL se mantiene a la vanguardia, respondiendo a las nuevas necesidades de los consumidores que las nuevas tecnologías han generado.