Mérida es la ubicación estratégica para el nacimiento del Instituto Tecnológico del Petróleo y Energía, el cual se prevé abra sus puertas en agosto de este 2016.

Tras la aprobación de la Reforma Energética en 2013, se perfila que la demanda de profesionales especializados en el sector arranque con fuerza. La preparación de los jóvenes mexicanos es vital, sobre todo con miras al aprovechamiento de las oportunidades profesionales que se avecinan en la industria que más altos sueldos registra a nivel mundial.

La Secretaría de Energía estima que se necesitará formar en el sector petrolero un mínimo de 135,000 profesionales en distintas especialidades en los próximos cuatro años. Ante este escenario, y como respuesta al reto de generar programas educativos que propicien la inserción laboral en el sector energético, nace el Instituto Tecnológico del Petróleo y la Energía (ITPE).

El ITPE optó por la ciudad de Mérida, Yucatán, como sede para su campus. La elección no es fortuita: Mérida se perfila para alojar un ecosistema de proveedores multinacionales de servicios para la industria energética del Golfo de México, en rubros como la educación, investigación, financiamiento, recursos humanos, capacitación y mantenimiento técnico, entre otras áreas específicas. Mérida se ha convertido en el polo educativo del sureste mexicano, ya que cuenta con un alto nivel de servicios y es una de las tres ciudades con mayor seguridad en el país.

PUBLICIDAD

En un inicio, el organismo tendrá las carreras de Ingeniería Petrolera, Ingeniería en Geofísica, Ingeniería en Geología, Ingeniería en Negocios y la Licenciatura en Administración y Finanzas de Empresa Energéticas, así como programas de capacitación  adecuada y específica para el MidStream del sector hidrocarburos.

Al recibir el cargo de presidente del Comité Académico del ITPE, el doctor Enrique Villa Rivera, ex director del Instituto Politécnico Nacional y del Conacyt, enfatizó que el organismo “nace con la responsabilidad de formar profesionales de élite con los más altos niveles de preparación capaces de crear, preservar, integrar, transferir y aplicar los conocimientos de tecnologías en el sector energético, a través de un plan de estudios fundamentado en lo teórico pero también en la experiencia práctica y en las tendencias mundiales del sector”.

 

Siguientes artículos

Por qué la educación digital debe ser parte de la enseñanza de los niños
Por

Para empezar a cuidar la privacidad digital y seguridad física de los jóvenes es necesario tomar una serie de medidas, y...