El cambio climático generado por las industrias de agricultura, ganadería, transporte es cuantificable en varios sectores. Un ejemplo de ello es la economía climática la cual se refiere a todo lo asociado con la transición energética hacia energías renovables y que alcanza, según cifras de HSBC, los 2.2 billones de dólares anualmente.

 

De acuerdo con la herramienta en línea Climate Fairshares, de la Organización de las Naciones Unidas, en 2025 México necesitará recibir del exterior cerca de 12,930 millones de dólares para ayudarle a reducir las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero.

PUBLICIDAD

Esta cifra convertiría a México en el país de América Latina que tendría que recibir mayores recursos externos para ayudar a reducir el cambio climático; incluso, por encima de naciones como Argentina, que recibiría 9,710 mdd y Colombia, con 4,400 mdd en los próximos 10 años.

Ante este tipo de cifras, DHL es una de las empresas que ha generado acciones específicas para ayudar a disminuir el impacto climático generado y hacer más verde su forma de hacer negocios. Cabe destacar que DHL está regido bajo la iniciativa Living Responsibility la cual mediante el pilar GoGreen busca operar conforme a los estándares más exigentes de sustentabilidad y ser una empresa verde, tanto local como globalmente.

Uno de sus principales objetivos en este aspecto es reducir para 2020 un 30% las emisiones de dióxido de carbono. Para lograrlo, ofrece un reporte de carbono exacto que mapea las emisiones generadas por su transporte dentro de su red de operaciones incluyendo a la cadena de suministro de terceras partes. Este servicio, incluye también un mapeo de emisiones a nivel de embarque individual y la habilidad para simular y analizar la huella de carbono de cada envío.

Del mismo modo, la compañía ofrece procesos logísticos amigables con el medio ambiente que incluso pueden ser ajustados a las medidas del cliente con el fin de mejorar las mediciones de eficiencia y minimizar el impacto medioambiental relacionado con esta industria que genera cerca del 21% de las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2).

Algunas de las soluciones que aparecen dentro de este apartado es la posibilidad de administrar combustible en vehículos determinados, ayudar a la optimización de flotillas y cambiar la modalidad de envío para eficientar los tiempos de menor carga vehicular.

Además de esto la firma alemana, fundada en 1969 y que este año cumple 35 años de presencia en México, cuenta entre su paquete de soluciones con procesos para recolectar y reciclar la cadena de desperdicios de diferentes empresas la cual busca convertir costo a flujo de ingreso y apoyar las metas de las empresas a “cero desperdicio”.

Esta área, una de las más exitosas por su excelencia a nivel mundial, incluye también lo que DHL llama ‘Responsabilidad Extendida del Productor’ que consiste en una recolección de datos, reciclaje físico y suministro de evidencia para que la empresa pueda cumplir los requisitos legislativos de su país.

A diferencia de otras empresas, DHL ofrece programas de consultoría sobre logística verde cuyo objetivo es apoyar a que las empresas extiendan procesos verdes a toda su cadena de suministro, desde involucramiento del personal hasta el diseño integral de redes.