Esta ciudad está revestida por una mezcla de leyendas e historias, calles coloniales, mercados de artesanías y gastronomía que se ha colocado como una de las mejores a nivel internacional, gracias a lo versátil de sus platillos.

 

¿Te imaginas estar sentado en una terraza mirando el atardecer frente a los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl y degustando mole, la especialidad culinaria de Puebla, en un hermoso plato de talavera fabricado por artesanos mexicanos? No esperes más y aventúrate en tus próximas vacaciones a este hermoso destino reconocido por la mezcla de sus leyendas, sabores, arquitectura y paisajes.

Puebla de los Ángeles es un destino celestial que invita a cualquier viajero a disfrutar de sus típicos platillos elaborados a base de mole y sus tradicionales dulces, como los camotes, los jamoncillos de nuez y, por supuesto, las clásicas tortitas de Santa Clara.

PUBLICIDAD

En el corazón de Puebla se ubica la catedral de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, en la cual descansa una campana de 8,000 kilos en las torres más altas de América Latina.

Este destino fue declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1987 y es conocido por haber sido la sede del combate librado el 5 de mayo de 1862, entre los ejércitos de la República Mexicana y del Segundo Imperio Francés, durante la Segunda Intervención Francesa en México, de la cual este país salió victorioso.

Travelocity-Puebla-1

Foto tomada de Instagram tepetl57

¿Dónde hospedarme?

El Sueño Hotel & Spa

Como bien lo dice su nombre, este hotel es un sueño hecho realidad en todos los sentidos. Hace casi 500 años, Fray Julián de Garcés soñaba con una ciudad flanqueada por ríos y trazada por ángeles.

Ahora, después de tantas campanadas envueltas en aromas a chiles en nogada y mole, el Sueño Hotel & Spa ha convertido una vieja casona del Siglo XVIII en un lugar de lujo, confort y descanso.

La casona siempre fue ocupada como vivienda, que posteriormente fue dividida por una herencia y la parte izquierda de ésta fue acondicionada como escuela, mientras que su ala derecha se convirtió en una vecindad de puerta cerrada.

Pasaron varias generaciones y el terremoto de 1999, hasta que en 2002 la vieja casa fue remodelada y se convirtió en lo que hoy es el hotel.

En este lugar se han hospedado figuras como José María Yazpik, Alejandro Camacho, Alexis Ayala, Andrés Bustamante, Julio Bracho, Elena Poniatowska, Rebeca Jones, entre otros.

El hotel ofrece ocho suites, tres junior suites y dos master suites, todas dedicas a mujeres que nunca dejaron de soñar: Antonieta, Frida, Remedios, Tina, Nahui, Alfonsina, Sor Juana, Viridiana, Isadora, María, Dolores y Miroslava.

El spa se encuentra en la terraza de la casona y ofrece una vista hacia la Catedral Angelopolitana y cuenta con jacuzzi al aire libre, vapor, temazcal, carril de nado contra corriente, terma con masaje por caída libre, ducha de presión y dos cabinas de masajes con una carta de más de 20 tratamientos de relajación y belleza.

Para la hora de la comida, El Sueño ofrece tres agradables estancias. El Patio de la Pileta fusiona ingredientes de todo el mundo con la tradicional cocina mexicana. Este lugar es idóneo para desayunar, comer y cenar.

El Patio está instalado bajo un gran árbol de metal, que crea un ambiente cómodo y natural, mientras escuchas el murmullo del agua, al caer en la vieja pileta de piedra.

La Tentación está instalada en la antigua estancia de la casona y aún conserva los restos de un fresco que data del Siglo XVIII, el cual se ilumina por la luz que logra filtrarse a través de los balcones con vista a la calle.

Este lugar es ideal para degustar platillos de manera informal, con un fondo de música lounge, bossanova y chill out.

El Salón Frenesí ofrece un espacio para gozar de una velada más formal y romántica, acompañada de una selecta cava de vinos.

Travelocity-Puebla-2

Foto tomada de Instagram lulugrimaldo 

La Purificadora

Este hotel se ubica en el Centro Histórico de Puebla, a un costado de la Iglesia de San Francisco. La Purificadora es la personificación de una fábrica purificadora de agua del Siglo XIX, remodelada por el arquitecto mexicano Ricardo Legorreta.

El restaurante de La Purificadora ofrece una cocina mexicana contemporánea en el que por las mañanas podrás degustar omelettes, bufé continental y frutas de la estación. En la comida y cena, su menú incluye platillos elaborados a base de mariscos, cortes de carnes y pastas.

Las mesas del lugar fueron diseñadas por el arquitecto Legorreta y elaboradas con la madera apolillada de la antigua Purificadora de Agua.

 

Quinta Real Puebla

Este hotel es una construcción que data del Siglo XVI, un espacio arquitectónico que posee una belleza extraordinaria y una historia que lo convierte en el destino ideal para crear experiencias memorables.

Este lugar es conocido como el Convento de la Limpia Concepción; en cada uno de sus muros y detalles se respira la huella del pasado.

Todas sus habitaciones son diferentes una de la otra, en tamaño, distribución y mobiliario. Quinta Real cuenta con 84 suites y una suite presidencial.

Divididas en 54 suites de lujo alfombradas, algunas con vista hacia los patios y otras hacia una de las históricas calles del centro de la ciudad, 14 Máster suite, ocho Gran class, siete suites gobernador y una suite presidencial.

Quinta Real cuenta con el restaurante El Refectorio, que te transportará a la época colonial, gracias a su patio principal, que se encuentra enmarcado por arcos del Siglo XVI. La carta del menú incluye alta cocina internacional y tradicional mexicana.

El Refectorio ofrece servicio desde las 7:00 horas a las 11:00 horas y Suite service las 24 horas del día.

El Bar Novicias es un espacio caracterizado por la exposición de la colección original de piezas de talavera del arquitecto poblano Rodolfo Jiménez Brito.

En este lugar podrás disfrutar de la música en vivo durante los fines de semana, mientras admiras el mobiliario de la época, que crea una agradable atmósfera.

 

Hotel Palacio San Leonardo

En este hotel se respira el lujo y el ambiente de la época colonial. Ubicado a unos pocos metros de la Catedral, San Leonardo cuenta con 80 habitaciones en una casa restaurada del Siglo XVIII.

San Leonardo cuenta con habitaciones petite que ofrecen vistas hacia el gran patio interior de la casa y a la escalinata del hotel.

También cuenta con habitaciones románticas de dos pisos decoradas con enormes cortinas, maderas tropicales y camas King size.

Para los gustos más exigentes se encuentran las habitaciones con vista a la Iglesia de San Pedro, Santa Clara y San Francisco y las suites con vista a la Iglesia de Jesuitas y a la Catedral. Todas las habitaciones están decoradas con un estilo francés revestidas con candelabros y largas cortinas.

El hotel cuenta con el Restaurante Bar San Leonardo, que ofrece la tradicional gastronomía poblana a base de chiles en nogada y mole acompañados de ingredientes tradicionales de la cocina francesa.

Travelocity-Puebla-3

Foto tomada de Instagram lizrocher

¿Qué puedo hacer?

Tour gastronómico

No te puedes ir de Puebla sin haber probado sus tradicionales platillos, como el mole y los chiles en nogada, cuyas recetas originales fueron creadas por las monjas del Convento de Santa Clara.

En este recorrido conocerás un molino de mole y te enterarás de la gran variedad de ingredientes que se utilizan para su elaboración. Además, degustarás la amplia gama de platillos poblanos, como las quesadillas, molotes, chalupas, memelas, cemitas y tortas de tamal.

Para cerrar con este tour gastronómico, visitarás la Calle de los Dulces, en donde degustarás una infinidad de festines típicos de Puebla.

 

Tour peatonal Puebla

En este tour podrás conocer la catedral de Nuestra Señora, la arquitectura barroca de los edificios que lo rodean, la Capilla del Rosario, el Palacio Municipal, la famosa Calle de los Dulces, así como el Mercado de artesanías El Parián.

Además, conocerás el Museo Amparo, uno de los más grandes de Latinoamérica, que cuenta con una extensa colección de piezas prehispánicas y de arte contemporáneo, la Biblioteca Palafoxiana declarada por la Unesco como Acervo Cultural de la Humanidad y, para finalizar el recorrido, disfrutarás de una vista panorámica por los fuertes de Loreto y Guadalupe, sitios en donde se gestó la Batalla del 5 de mayo de 1862.

 

Tranvía nocturno

No hay nada más romántico en Puebla que un recorrido por varios de sus sitios emblemáticos. Este paseo comienza en el Zócalo de la ciudad, pasa por el Callejón de los Sapos, sigue por el Mercado de Artesanías, decorado con ladrillos y talavera, y atraviesa el Barrio del Artista.

Además, incluye un acercamiento a los Fuertes de Loreto y Guadalupe y a la Casa de los hermanos Serdán, en donde se conservan muebles y fotografías originales.

Para finalizar el recorrido, cena en el restaurante La Chilanguita, mientras disfrutas de música que hará más amena tu velada.

 

[youtube id=”e8XMVYkcjQA” width=”620″ height=”360″]

 

Más sobre Travelocity en:

Facebook: Travelocity.Mexico

Twitter: Travelocity_MX

Google +: Travelocitymexico

YouTube: TRAVELOCITYmexico