La actividad de M&A de cualquier escala a menudo trae consigo cierto grado de controversia. En el centro del debate está si los acuerdos añaden más valor a los accionistas en el largo plazo y si los objetivos de una fusión se cumplen cabalmente.

 

Por Karen dela Torre, Vicepresidente de Oracle Corporation

 

PUBLICIDAD

Después de varios años de estar estancada, la actividad de las fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) ha cobrado vida. La posible adquisición por parte de Michael Dell del fabricante de computadoras personales que fundó y una oferta de 23,000 millones de dólares del Liberty Group de Virgin Media, de John Malone en el Reino Unido, indican que la liquidez ha vuelto a los mercados y los temores alrededor del estado de la economía global están disminuyendo. Pero conforme vuelven la actividad y la confianza, es buen momento para reflexionar sobre cómo puede mejorarse el proceso de adquisición.

La actividad de M&A de cualquier escala a menudo trae consigo cierto grado de controversia. En el centro del debate está si los acuerdos añaden más valor a los accionistas en el largo plazo y si los objetivos de una fusión se cumplen cabalmente. Por ejemplo, CIMA Global reportó en 2010 que a pesar de la popularidad y la importancia estratégica de las fusiones y adquisiciones, varias firmas importantes de consultoría y de servicios de asesoría y académicos han reportado que de 60 a 80% de las fusiones son fracasos financieros. Pero algunas fusiones pueden ser espectacularmente exitosas, lo que crea un valor innegable. Entonces, ¿qué es lo que hace la diferencia entre el éxito y el fracaso?

 

Planeando para el éxito

 La actividad de M&A requiere una visión clara y una ejecución meticulosa en igual medida. Fusionar con éxito a grandes empresas no sólo requiere de una excelente visión para las entidades combinadas, sino también de un entendimiento a fondo de los impactos financieros así como de los problemas de integración alrededor de la cultura, de la gestión del talento, de los procesos de negocio y de la tecnología. El grado en el cual puedan anticiparse los problemas de integración durante la fase de diligencia debida puede tener un profundo impacto en el nivel y velocidad con que se cumplen los objetivos de la fusión.

La planeación financiera estratégica en una primera etapa usando la capacidad de modelado avanzado y las simulaciones, permite que la administración revise una gama de opciones para combinar los negocios adquiridos y evalúe su probable impacto en las ganancias proyectadas, la participación de mercado, el flujo de caja, el personal y la estructura organizacional bajo cada escenario. Sin embargo, la investigación demuestra que muy a menudo existe una gran tendencia de enfocar la etapa previa a la fusión en financiar el acuerdo en lugar de concentrarse en algunos de los problemas de integración más importantes. No lograr la planeación (incluso a un alto nivel) de las funcionalidades de reunir a la gente, los procesos y la tecnología junto con los acuerdos financieros, puede derivarse en meses o incluso años de conflictos. Y ya que las compañías dependen cada vez más de la tecnología y de la automatización de procesos, se prevé que planear la integración de sistemas y procesos jugará un papel más crucial en la calidad de los resultados.

 

¿Está listo para el éxito?

Ya que la economía actual ofrece menores oportunidades para crecer, la capacidad de integrar rápidamente a una empresa recientemente adquirida (con un mínimo de interrupción para después pasar rápidamente a la siguiente adquisición) puede ofrecer una ventaja competitiva importante. Pero no todas las organizaciones pueden responder a las oportunidades del mercado con tal agilidad. Entonces, ¿qué le da una ventaja a una compañía en un mercado de M&A fieramente competido?

De acuerdo con el Presidente de Oracle, Jeff Henley, la excelencia de los procesos de negocio junto con el enfoque estratégico de Oracle en las M&A, fundamentado en procesos de TI, finanzas y RH altamente eficientes, le ha permitido a la compañía adquirir e integrar con éxito más de 90 compañías desde 2005.

El propio Oracle ha pasado por una transformación de gran escala de más de 65 aplicaciones financieras en 1998 a la posición actual de una sola aplicación financiera, un almacén de datos y centros de servicios compartidos para apoyar a las operaciones globales.

La experiencia de Oracle demostró de forma convincente que múltiples instancias de ERP en las divisiones de negocio, junto con procesos fragmentados y descentralizados, puede dificultar la integración de las compañías adquiridas. Por ejemplo, un cierre de mes y la generación de reportes ineficientes – junto con controles contables inadecuados y procesos de planeación y predicción fragmentados –actúan como inhibidores del éxito.

 

Entonces, ¿Cuáles Son los Procesos y Técnicas que Importan?

Las organizaciones que se han enfocado en simplificar, centralizar, estandarizar y automatizar sus principales procesos de negocio se encuentran en una excelente posición para hacer adquisiciones estratégicas. Por ejemplo, los servicios compartidos y los centros de excelencia que son vitales para el éxito de Oracle en las M&A.

Los servicios compartidos permiten procesos y prácticas variadas (como los ciclos de “cotización de contado” y de “orden de pago”) en toda la organización para que se estandaricen y se reduzcan los niveles de personal excedidos. Pero también brindan la oportunidad de rediseñar los procesos, eliminando las tareas que no agregan valor. La excelencia de los procesos en los servicios compartidos, que a menudo se implementa de manera regional aprovechando los sistemas ERP comunes, permite que las empresas estén al frente del juego para perseguir una actividad de M&A agresiva, agregando participación de mercado y absorbiendo rápidamente las nuevas operaciones con la menor interrupción posible.

La excelencia de los procesos apuntalada por el conocimiento y apoyada por los centros de excelencia, puede dar una ventaja importante a todo el negocio. Esto incluye las áreas de gestión del capital humano, gestión de proyectos, aseguramiento de la calidad, cumplimiento regulatorio, análisis comercial, mejoramiento continuo de los procesos y gestión del desempeño empresarial.

 

Ahora la nube añadirá agilidad

Por fin, la nube está siendo cada vez más apreciada por los Directores de Finanzas (CFO, por sus siglas en inglés) y otros gracias a su capacidad de adaptarse fácilmente a los cambios del negocio. La capacidad para implementar aplicaciones de nube rápidamente y así absorber una organización o una unidad de negocio adquirida, o simplemente para probar un nuevo mercado, libera a las empresas de las limitaciones técnicas de los antiguos e inflexibles sistemas heredados.

Con la actividad de M&A avanzando a gran velocidad, las compañías más ágiles serán las que tengan una mejor ejecución en su estrategia de fusiones. Las claves del éxito son la simplificación, la automatización y la estandarización de los procesos, además de un compromiso más a fondo con una planeación durante la fase de la diligencia, y una mentalidad vanguardista de los servicios compartidos y los métodos de implementación ágil como la nube.

 

Documento de apoyo: Diferenciación y crecimiento con expectativas de rentabilidad