Si bien es sabido que BBVA Bancomer es una de las entidades bancarias más sólidas y con mayor presencia en el país, pocos conocen la forma en la que transformó la forma en la que los clientes se relacionan con el mismo a través de las visitas a sucursal.

Cierto es que la Banca Digital de la firma es hoy ya una realidad palpable, pero en medio ha existido todo un proceso en el que el trabajo minucioso, la prioridad hacia las necesidades del cliente y el aprovechamiento de la tecnología son pilares para ser un referente de la revolución bancaria.

Y si bien desde su creación, BBVA Bancomer ha disminuído los tiempos de espera y mejorado con eficiencia sus servicios, lo cierto es que tampoco ha desatendido las voces de sus cuentahabientes. Prueba de ello es el hecho de que pese a que en la actualidad, México representa uno de los países con mayor número de usuarios de banca digital, aún hay una atención personalizada de forma constante directamente en sucursal y ventanilla.

Todavía existen millones de clientes que deben visitar una sucursal para realizar un depósito, cobrar un cheque o hacer otra operación ya que no tienen acceso a Internet. Recordemos que la brecha digital en México es aún una realidad abismal.

PUBLICIDAD

Por otro lado, el banco también entiende que hay quienes sencillamente se sienten más tranquilos si concretan la transacción en ventanilla y reciben su comprobante sellado con fecha, hora y ‘garabato’ del cajero, como en los viejos tiempos. BBVA Bancomer no desatiende a ninguno de sus clientes y sabe que es menester comprender sus personalidades y diferencias.

Son muchas y diversas las innovaciones que BBVA Bancomer ha mejorado en cuanto a la calidad del servicio se refiere: desde el tiempo de espera para finalizar una transacción, hasta la atención personalizada que ha dejado tras de sí las filas interminables y los clientes enojados en instalaciones poco propicias.

Lo que sí no ha cambiado es que para el banco todos los usuarios, sean tarjetahabientes o no, son prioritarios, pese a que sólo completen un movimiento directo en sucursal por única ocasión o de manera habitual. Trabajar para las personas, independientemente de su estrato o asimilación tecnológica sigue siendo menester de la firma.

Pocos lo saben, pero BBVA Bancomer fue el primer banco en iniciar la remodelación y modernización de todas sus sucursales, con el afán de ofrecer el mejor servicio sin escatimar en inversión en la más alta tecnología y diseño vanguardista de sus instalaciones.

El futuro del banco promete en cuanto a solidez y eficacia. Se espera que para finales de este año Bancomer cuente ya con 2,000 sucursales 5,182 cajeros automáticos  y 3,579 practicajas. La transformación bancaria sigue en pie.