En el pasado lo conocíamos como el individuo que más sabía de informática dentro de la empresa. Conforme las empresas fueron creciendo y se incorporaron a la era digital, la necesidad de contar con una infraestructura tecnológica a la altura de las demandas del mercado fue mayor. Hoy, esa responsabilidad cae enteramente en la figura del Chief Information Officer (CIO, por sus siglas en inglés).

Hoy en día, los CIO se enfocan de forma minuciosa en los resultados de negocios, y son los encargados de solventar alternativas innovadoras que incrementen la rentabilidad de sus empresas, no es de extrañarse que el 40% de los líderes de negocios en el mundo vean en el CIO a una de las claves de la disrupción dentro de la compañía. No obstante, sólo 25% de los CIO piensan que realmente lo son.

Las prioridades del CIO son cruciales y decisivas dentro del futuro de la compañía, entre las que destaca:

  • Extraer valor de los grandes volúmenes de datos para transformarlos en líneas de acción, que encaminen a la empresa hacia la innovación.
  • Simplificar procesos, ganar tiempo y generar ideas que mejoren el negocio y darle más valor a sus clientes.
  • Adoptar la analítica avanzada como ventaja competitiva.
  • Garantizar la innovación y generación de ideas adoptando nuevas tecnologías que garanticen la rentabilidad.
  • Encaminar a la compañía hacia la digitalización, ofreciendo la mejor experiencia a sus clientes y colaboradores.
  • Optimizar sus inversiones en IT, pagando sólo por lo que necesite.
  • Monetizar sus datos y crear nuevos modelos de negocio.

El CIO no sólo encarna un cargo específico y complejo al interior del negocio, sino también decisivo en la estrategia competitiva de la empresa, por lo que una responsabilidad de tales dimensiones requiere no sólo de la elección más afortunada para el puesto, sino también un equipo y herramientas suficientes como para solventar los retos que se enfrenten. En suma, un aliado IT estratégico y preciso.

PUBLICIDAD

En este sentido, IBM es una de las firmas que históricamente han atendido estas necesidades con el profesionalismo y antelación que los restos del futuro exigen, en donde la inversión en analítica avanzada y la adopción de nuevas tecnologías facilitan el camino hacia una innovación razonada y estratégica.

IBM acerca al CIO hacia soluciones integradas que contemplan el cloud computing y la analítica de negocio. Al mismo tiempo, la firma tecnológica facilita la automatización e integración de procesos de negocio en toda empresa, mediante un apoyo constante en la ejecución de una estrategia TI, incluyendo un sistema flexible para dar soporte tanto a la movilidad como al consumo de TI.

Menos tiempo y mayor productividad son objetivos integrados, constantes, que cambian con suma frecuencia, al pulso que marca la velocidad de los retos de los negocios en la era tecnológica. Un aliado IT estratégico como IBM acercará al CIO a la disrupción a través de soluciones innovadoras, basadas en el análisis de tendencias y datos, que sumados a la pasión, creatividad y liderazgo del CIO se convertirán de forma ineludible en una ventaja competitiva notable.

Te puede interesar: De los datos a la transformación digital

 

Siguientes artículos

A. Lange & Söhne inmacula el tiempo con 1815 Ratrapante Calendario Perpetuo
Por

Maestría, precisión y artesanía se funden en un reloj inmaculado. A. Lange & Söhne 1815 Ratrapante Calendario Perpetuo H...