La idea relativa a  que producir energía limpia resulta excesivamente oneroso ha quedado en el pasado. El principal indicador de éxito obtenido a raíz de la primera subasta eléctrica en nuestro país es precisamente el precio del kilovatio/hora resultante, de apenas cuatro centavos de dólar. Steven Chu, premio Nobel de Física y ex-secretario de Energía de Estados Unidos, indicó en entrevista con Forbes que este precio, sin contar con ningún tipo de subsidio, nos demuestra que las energías solar y eólica son alternativas cada vez más baratas, aún más que el carbón y el gas natural.

Estas noticias son de vital importancia para uno de los estados con la energía eléctrica más cara del país, considerando que 9 de los 18 proyectos que se generaron en la subasta se instalarán en Yucatán en el transcurso de 24 meses.

Según datos de la Secretaria de Fomento Económico del Gobierno del Estado de Yucatán, la inversión en dichos proyectos significa una derrama económica de ocho mil novecientos millones de pesos para la entidad, además de la creación de al menos tres mil empleos directos e indirectos en los próximos años. Ante este panorama, el Instituto Tecnológico del Petróleo y Energía (ITPE) surge como institución educativa de nivel superior con un objetivo primordial: formar las próximas generaciones de profesionales encargados de darle continuidad a los grandes cambios que han empezado  a sucederse en el sector energético de México.

Su ubicación privilegiada en la Ciudad de Mérida es sólo una de las múltiples ventajas que esta nueva casa de estudios ofrece, pues también cuenta con una planta de profesores altamente calificados; instalaciones con laboratorios y simuladores de última tecnología, convenios y acuerdos de colaboración con importantes entidades del sector y  oportunidades de vinculación con importantes figuras del sector energético, tanto a nivel local como nacional e internacional. Encabezados por un Consejo Académico compuesto de reconocidas personalidades académicas y empresariales,  el ITPE apuesta por la excelencia en la formación de sus estudiantes.

PUBLICIDAD

Todos estos elementos se conjugan para ofrecer una nueva alternativa de educación superior en la región sureste, que se está transformando en un nuevo punto de referencia del sector energético y espera producir cerca del 30% de la energía renovable de México para el 2018.

 

 

 

Siguientes artículos

La experiencia del cliente: un activo empresarial indispensable
Por

A los consumidores de hoy, no sólo se les conquista con precios. Es necesario desarrollar una nueva visión.