Brasil no ha podido superar la recesión económica que sufre desde 2014, luego de que se anunció que su Producto Interno Bruto (PIB) retrocedió 0.8% en el tercer trimestre de 2016 respecto a los tres meses anteriores del año.

Con este dato, publicado este miércoles por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la economía carioca suma su séptimo trimestre consecutivo con retrocesos, lo que señala que la recuperación aún está lejana.

En lo que va de año, el PIB brasileño ha caído un 4.83%, según datos provisionales del Banco Central del país, y los analistas prevén que termine el año con una contracción del 3.4%.

Te puede interesar: Brasil, ¿el beneficiado por la victoria de Trump?

PUBLICIDAD

El instituto brasileño señaló que los sectores agropecuario, industrial y de servicios acumularon caídas de julio a septiembre; además de que las familias y las agencias del Gobierno tuvieron un menor consumo, y las exportaciones disminuyeron.

El desempleo va en aumento y afecta ya a 12 millones de brasileños; la desaceleración en la industria y en los servicios sigue impactando a la mayor economía de América Latina, que no ha logrado recuperar la confianza global en su mercado a pesar de los ajustes en el gobierno tras la destitución de Dilma Rousseff.

Hace unos días, el ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, indicó que el crecimiento económico del país en 2017 será apenas del 1.0%. De reportar un tercer año de recesión, Brasil enfrentaría su peor depresión en la historia del país.

 

Siguientes artículos

Súper dólar, la nueva amenaza para el futbol mexicano
Por

Los equipos de la Liga MX viven una etapa complicada, pues muchos tienen jugadores con sueldos de 600,000 mil dólares al...