La Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo (FAPESP), la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (la Embrapa) y la Universidad de Campinas (Unicamp) invertirán 32.2 millones de dólares (mdd) en The Genomics for Climate Change Research Center (GCCRC).

GCCRC es un centro de investigación cuyo objetivo es desarrollar actividades que van desde el descubrimiento de genes hasta las pruebas de concepto. Su sede será en el Polo Tecnológico y Científico de la Unicamp.

El resultado de esta inversión de diez años será la transferencia de activos biotecnológicos al sector agrícola mediante la aplicación de estrategias genómicas y genéticas.

El financiamiento también se utilizará para el empleo de herramientas de biología molecular tales como la ingeniería genética, la edición de genomas y los estudios de asociación genómica amplia.

PUBLICIDAD

El GCCRC contempla la colaboración en investigaciones junto al sector agrícola para el desarrollo de nuevos productos biotecnológicos destinados al mercado.

En el sector universitario, este Centro tendrá el apoyo de científicos de Estados Unidos (University of Delaware), Bélgica (Universiteit Gent), España (Universidad Politécnica de Madrid), Inglaterra (University of Nottingham) y Australia (The University of Western Australia).

Paulo Arruda, coordinador del GCCRC y profesor de la Unicamp manifestó que el Centro tiene el objetivo de realizar investigación básica de alta calidad y aportar tecnología con potencial de transferencia al sector agrícola.

Maurício Lopes, presidente de Embrapa, considera que esta asociación permitirá que la agricultura de Brasil se adapte a la realidad del cambio climático.

“Utilizaremos toda la red de Embrapa para validar los futuros prototipos de activos biotecnológicos”, dijo Lopes en referencia al Centro, que nace como legado de la Unidad Mixta de Investigación Genómica Aplicada al Cambio Climático, producto de una colaboración suscrita en 2012 por Embrapa y la Unicamp.

El sector agrícola dentro de Brasil está en la mira de ser apoyado con este tipo de tecnología ya que las exportaciones de esta división sumaron 7,080 mdd en noviembre del año pasado.

Durante enero y noviembre de 2017, las exportaciones ascendieron a 89,080 mdd, un 13% más que en idéntico período de 2016, en lo que constituye un monto que aporta el 44,5% de la balanza comercial brasileña.

También puedes leer: México, Brasil y su relación comercial

 

Siguientes artículos

Élite iraní, núcleo de la desigualdad social
Por

Las protestas que inundan las calles de Irán desde hace unas semanas, no son novedad en el gobierno del presidente Rouha...