Se creará una nueva compañía que contará una cartera de más de 100 millones de clientes, ayudando a las empresas a competir frente a sus principales rivales en el mercado de telecomunicaciones.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

LISBOA/RIO DE JANEIRO – El Grupo Oi SA, que afronta una dura competencia de operadores extranjeros, acordó fusionarse con Portugal Telecom SGPS para formar una nueva compañía que tendrá más de 100 millones de clientes y casi 19,000 millones de dólares (mdd) en ingresos al año.

La nueva compañía tendrá su base en Río de Janeiro, donde Oi tiene sus oficinas centrales y su presidente ejecutivo será Zeinal Bava, el presidente de la firma brasileña.

Se espera que la fusión cree un ahorro de costos de 5,500 millones de reales (2,500 mdd), estimación que no convenció a muchos analistas.

Los principales accionistas de Oi -la mayoría grupos locales y fondos de pensión, además del propio Portugal Telecom – confían en que la decisión le dará al grupo más peso para competir con grandes rivales como el español Telefónica SA , TIM Participações SA de Telecom Italia SpA y el mexicano América Móvil SAB.

En cierta forma, la fusión parece un salvavidas para Portugal Telecom, que en los últimos años ha sido afectado por la debilidad de la economía portuguesa.

Bava también debe encargarse de reparar la compleja estructura de accionistas de Oi, de reducir deuda en ambas firmas y de que Oi pueda lidiar con las demandas del mercado brasileño.

“Estamos creando una compañía con ambiciones globales. Si no lo hacemos ahora, será muy difícil seguir siendo competitivos”, dijo Bava a la prensa en Río de Janeiro, agregando que espera que la fusión se complete en la primera mitad del próximo año.

El ejecutivo tendrá que convencer a los inversores, que han visto sus tenencias en Oi perder un 36% de su valor en los últimos 12 meses, de que puede lograr las ambiciosas metas de ahorros.

“No está claro para nosotros si hay sinergias fiscales en la operación y si están incluidas en este cálculo de valor presente neto”, dijo Andree Baggio, analista senior de JPMorgan Securities.

Fácil aprobación

A las 1758 GMT, las acciones preferentes de Oi subía un 11.61% a 4.71 reales, mientras que las acciones comunes trepaban hasta un 9.40% a 4.89 reales.

Las acciones de Portugal Telecom escalaron hasta un 23% antes de frenar su avance a cerca de un 7%.

Ambos grupos tuvieron ingresos combinados de cerca de un 19,000 mdd el año pasado y ganancias operativas por 5,700 mdd.

Según Baggio, de JPMorgan, la deuda se mantendría en 3.3 veces la ganancia antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda) pese al incremento de capital.

La aprobación de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), el regulador brasileño, no debería tener problemas, según dijeron funcionarios del Gobierno a Reuters.

Una fuente de Anatel dijo que la estructura del acuerdo prevé una reestructuración corporativa más que un cambio de control, lo que facilitaría su aprobación.

Bajo el acuerdo, Oi realizará un aumento de capital de al menos 2,300 millones de euros (3,100 mdd) y usará parte de los fondos recaudados para reducir deuda.

Portugal Telecom aportará sus activos, sin contar la participación de 25% que tiene actualmente en Oi, y cuando se complete la transacción, sus accionistas serán dueños de un 38.1% en el grupo combinado. Oi y otros inversores, como BTG Pactual SA serán dueños del resto.

Cada acción ordinaria en Oi será intercambiada por una acción en la nueva entidad, CorpCo, y cada acción preferencial será cambiada por 0.9211 acciones de CorpCo.

Una acción de PT será permutada por el equivalente a 2.2911 euros en acciones de CorpCo que serán emitidas al precio del aumento de capital, más 0.6330 acciones de CorpCo.

El grupo cotizará en la bolsa de Sao Paulo, en el NYSE Euronext en Lisboa, y en Nueva York.

 

 

Siguientes artículos

Los nuevos dominios e Internet ya están aquí
Por

Los nuevos sufijos permitirán adquirir dominios con un nombre fácil de recordar a un precio razonable ¿De qué se trata?...