Faltan cada vez menos para saber si el Reino Unido saldría de la Unión Europea. Si esto ocurre, no sólo se estaría afectando al país a nivel internacional, las finanzas de los británicos sufrirían debido al pago de impuestos cada vez más altos, según un estudio de la OCDE.

En el escenario central del Reino Unido el PIB sería más del 5% por debajo de lo que cabría esperar si el país se mantuvo en la UE. Este déficit del PIB es equivalente a 3200 libras esterlinas por hogar.

“Si el Reino Unido deja la Unión Europea, se impondría un impuesto Brexit a las generaciones por venir. En vez de financiar los servicios públicos, este impuesto sería una pérdida de eficiencia pura, sin ningún beneficio económico”, dijo Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El estudio argumenta que Reino Unido perdería el acceso a un mercado único, enfrentaría nuevas barreras en muchos mercados emergentes. “Un riesgo importante es que se verían afectadas las entradas de capital, lo que lleva a una contracción discordante del déficit en cuenta corriente récord en el Reino Unido de 7% del PIB.”

PUBLICIDAD

Para la OCDE existen dos perspectivas de la salida de Reino Unido. En la proyección optimista el impacto negativo sobre el PIB es de alrededor de 2.7% hasta 2030, pero en el escenario pesimista sería más del 7.5%.

La relación económica y política del Reino Unido y  la UE podría terminar este 23 de junio si los británicos votan a favor de salir de la comunidad. Un sondeo de la firma ORB arrojó que 43% de los votantes británicos querría salir de la UE, mientras que 36% se quedaría.

 

Siguientes artículos

Empleos en sector privado de EU incumplen expectativas en abril
Por

Los empleadores privados crearon 156,000 empleos durante abril, cifra inferior a la pronosticada por analistas.