Reuters.- Si prospera la oferta no solicitada de 103,000 millones de dólares por Qualcomm que presentó Broadcom, podría establecerse el escenario para una batalla entre esta última e Intel por el dominio en la producción de los chips de comunicaciones de próxima generación, que tendrán un papel vital en los llamados automóviles conectados.

Vehículos de todo tipo ya están empezando a añadir microprocesadores inalámbricos para descargar todo, desde mapas a entretenimiento, y en pocos años casi todos los autos podrían estar conectados. Los vehículos de conducción autónoma, aún en período de pruebas, acelerarán esa migración.

“La cantidad de chips por auto va a empezar a crecer drásticamente”, comentó Egil Juliussen, analista de tecnología automotriz en IHSMarkit.

Lee: Broadcom ofrece 103,000 mdd por fabricante de chips Qualcomm

PUBLICIDAD

Los fabricantes de microprocesadores están preparándose para crear nuevas redes móviles, la llamada quinta generación, que conectará teléfonos así como también autos, drones e incluso dispositivos industriales, como semáforos inteligentes, que cuentan a los peatones y envían datos a planificadores urbanos.

Qualcomm fue por largo tiempo el fabricante dominante de microprocesadores de teléfonos móviles, aunque Intel ha empezado a entrar en ese espacio. Cada uno de ellos provee ahora cerca de la mitad de los chips de comunicaciones de los teléfonos iPhone de Apple.

Tristan Gerra, un analista de semiconductores para Robert W. Baird & Co, dijo que este año sólo unos 12 millones de los 90 millones de autos manufacturados por año tendrán conexión a Internet, pero que esta será generalizada en vehículos de conducción autónoma.

Intel y Qualcomm declinaron hacer declaraciones.

 

Siguientes artículos

pemex
Paradise Papers revelan fraude en Pemex
Por

Durante el gobierno de Felipe Calderón, dos empresas fantasma ligadas a personajes del PAN recibieron asignaciones por 1...