La presidenta ejecutiva de Burberry indicó que la firma ha tenido que cerrar la mitad de sus tiendas desde que el gobierno chino emprendió una campaña en contra del gasto en el mercado ostentoso; sus acciones caían un 1.7%.

 

Reuters

PARIS – La desaceleración de la economía china podría ser más algo más que una fase transitoria para el sector de productos de lujo, dijo la jefa de la casa británica de moda Burberry al periódico francés Les Echos, en una entrevista.

PUBLICIDAD

El crecimiento de la economía china en el 2013 parece dirigirse hacia el cumplimiento del objetivo del gobierno de un 7.5%, pero la cifra aún representaría el ritmo de expansión más lento en 23 años. Una reciente ofensiva del gobierno para combatir el gasto suntuoso también afectó las ventas de los artículos de lujo.

“Esta desaceleración china podría no ser un accidente temporario sino una nueva normalidad”, dijo a Les Echos la presidenta ejecutiva de Burberry, Angela Ahrendts.

Las acciones de Burberry retrocedían un 1.7% a 16 libras a las 0755 GMT.

Burberry, que lanzó señales de advertencia sobre la desaceleración en China hace más de un año, ha cerrado la mitad de sus tiendas en China desde que la empresa se hizo cargo de la red de distribución, dijo Ahrendts.

“Hay otras oportunidades de crecimiento en el mundo”, según fue citada por el diario, señalando a Latinoamérica e Indonesia, regiones a las que describió como “la nueva China”.

 

Siguientes artículos

Dos estadounidenses y un alemán ganan Nobel de Medicina
Por

La investigación de James Rothman, Randy Schekman y el alemán Thomas Südhof, permitiría conocer el funcionamiento de las...