Por Francisco Coll*

En la mayoría de los casos, el alto grado de procesos burocráticos en los países supone uno de los mayores bloqueos para el crecimiento económico. La elevada cantidad de trámites burocráticos que los Gobiernos aplican, provocan una ralentización en procesos tan simples como la creación de una empresa o la apertura de un establecimiento comercial.

Ponerle barreras a la actividad económica es un completo error, pero muchos son los países que hasta ahora no han considerado reducir sus procesos burocráticos, pues estos representan una fuerte cantidad de ingresos instantánea. Claramente, ante una reducción de estos procesos, la creación de empresas, la contratación, así como otros procesos altamente burocratizados traerían un mayor crecimiento en el largo plazo.

Muchos países siguen en su negativa de eliminar procesos burocráticos, pues afirman que gracias a estos existe un control exhaustivo para eliminar posibles riesgos a futuro en la actividad económica, sin embargo, para muchos países en vías de desarrollo, esta burocracia supone una de las mejores vías para ocultar la corrupción ejercida en la gestión pública del mismo.

PUBLICIDAD

Durante muchos años, la burocracia supone una de las mejores vías para ejercer la corrupción, pues la comercialización de licencias, permisos, así como la agilización de trámites mediante sobornos y sobrecostes han sido algunas de las acciones más comunes que se han llevado a cabo en países donde el grado de transparencia en la gestión pública muestra grados de opacidad.

En muchos países de Latinoamérica, esta corrupción que se gesta en el seno de las administraciones públicas es un componente muy dañino para sus economías, así como un gran desincentivo a la inversión en el país y la apertura de nuevos negocios y empresas en este, pues el alto grado de corrupción que poseen los trámites burocráticos hacen que los sobrecostes por sobornar a funcionarios públicos superen los costes de oportunidad del empresario si se decidiese por otro país más caro fiscalmente, pero más transparente.

Esto ha generado mucha polémica, pues claro, la corrupción es un tema que no siempre sale a la luz y que en muchos países como los del continente africano, los cuales poseen severas dictaduras, es inviable averiguar el grado de corrupción que se aplica, sin embargo, muchos son los casos de empresarios que han querido operar con una empresa en el país y los costes que se le han aplicado, pese a los que ofrecía el país en un principio, han sido claramente superiores.

Como podemos ver, esta corrupción mediante los procesos y trámites burocráticos únicamente daña al país que los aplica, pues algunos empresarios con grandes intereses en el país podrían pasar por el aro, sin embargo, la gran mayoría de empresas tienden a rechazar países donde la gestión pública posee una opacidad muy elevada en las cuentas públicas y en las gestiones.

Muchas son las soluciones que se intentan aplicar para reducir esto, ya sea mediante un control al funcionariado público, reciclaje del funcionariado, sin embargo, pocas de estas medidas han surgido efecto. Por esto, hay otras medidas que podrían tener más impacto en la corrupción y que, sin embargo, no se ha planteado su aplicación.

Por ejemplo, la digitalización de los trámites burocráticos mediante la conversión digital de procesos tan simples como la creación de una empresa podría tener un gran impacto en el país, pues el componente más corruptible (el ser humano) se vería completamente mermado en un entorno digital, sin embargo, la corrupción es un negocio muy rentable para muchos países, por lo que aplicar esta norma también mermaría sus elevados ingresos.

En resumen, la corrupción en el largo plazo provoca una fuga de capital y una fuga de empresas enorme en el país. Al parecer, los políticos no toman muy en cuenta esto, sin embargo, esta desaceleración en la actividad económica y esta fuga de empresas acaba mermando por completo el crecimiento del país, llevando al país a un estado donde el capital solo se concentra en las altas esferas políticas, el mayor de los errores y la mayor de las injusticias.

*Director de desarrollo de negocio y expansión de HAC Business School de Nueva York.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La fuerza laboral femenina en Centroamérica
Por

En la región hay un alto número de personal femenino que ingresa al mercado laboral en puestos de baja productividad y c...